Temperatura ideal del hogar para el bebé | LetsFamily
embarazo

Temperatura ideal del hogar para el bebé

 

Comprueba si el bebé tiene frío

Especialmente cuando se ha quedado dormidito, es necesario que comprobemos si cabe la posibilidad de que nuestro bebé tenga frío. Para empezar, fíjate en sus mejillas. Los sonrosados mofletes de un bebé tienden a palidecer cuando el pequeño o la pequeña tienen frío. Además, zonas del cuerpo de tu ‘peque’ como la nuca, la punta de la nariz, los brazos o los piececitos son buenos termostatos que te ayudan a saber si el bebé tiene frío o no

Temperatura ideal del hogar para el bebé

Ten en cuenta que, cuanto más pequeño es un bebé más le cuesta a su sistema regular la temperatura de su cuerpo en función de los agentes externos. Recuerda que la piel de los bebés es muy fina, sus reservas de grasa aún insuficientes y la ingesta de alimentos aún no le proporciona ‘armas’ suficientes de termorregulación.

La temperatura ambiente de tu hogar, en este sentido, debería situarse en una constante entre los 22 y los 24 grados de día, y los 19-21 por la noche, para que el bebé note un clima agradable en el interior.

Calefacción en el hogar

Has de tener en cuenta que nunca, bajo ningún concepto, has de situar la cunita de tu bebé cerca de un radiador o de una fuente directa de calor. Asimismo, aprovechando los momentos en los que el bebé no esté en ella, debes ventilar (preferiblemente por las mañanas) su cuarto, no sin volver a caldearlo suficientemente cuando vayas a meterle de nuevo en la habitación.

Debes asegurarte de que la habitación del bebé mantiene unos correctos niveles de humedad (en un tramo entre el 30 y el 50%), para que al pequeño o la pequeña no se le resequen las vías respiratorias.

En este sentido, de cara a controlar los niveles de calor y humedad de la habitación del bebé, no es una mala idea que instales termómetros e higrómetros electrónicos en ella.