Träumeland, nº 1 en Europa, nos desvela los factores clave en la eleccion del colchón de cuna. » LetsFamily

Träumeland, nº 1 en Europa, nos desvela los factores clave en la eleccion del colchón de cuna.

Su producción se realiza únicamente en su fábrica de Austria y con los mejores materiales de proveedores locales (casi exclusivamente de Alemania, Austria y Suiza).

Constante innovación, tecnología de última generación, rigurosos controles de calidad, y mano de obra profesional son la combinación que determina la altísima calidad de sus productos.

 

Así, nos indican los factores clave que debemos considerar en la elección del colchón (sólo la escala de puntuación Träumeland tiene en cuenta todos estos factores):

1.Ventilación
2.Higiene
3.Seguridad
4.Confort ergonómico

1. Ventilación

../../../Volumes/EMPRESA/Babylity_v2/T/Material%20online/Material%20online_v3/Todo%20Papas/Material%20Online/Almohada%20Cloud/El%20te

–         Colchón antiahogo. En los colchones Träumeland, el bebé puede dormir boca abajo con total seguridad.

–         Revestimientos de Tencel, almohadillas 3D-comfort independientes, cámaras de aire 3D… Gracias a los canales de aireación y a los materiales transpirables previenen la acumulación de calor y la reinhalación del CO2 expirado (ambos factores se asocian al síndrome de muerte súbita del lactante). Tu bebé puede respirar libremente y no suda, lo que le proporciona un sueño plácido.

–         ¿Lado de invierno y lado de verano? ¿Colchones sin caras diferenciadas? Träumeland nos aclara que los bebés no necesitan un lado de invierno, sino permanecer frescos y bien ventilados. Sin embargo, sí es importante, como veremos después, que el colchón tenga dos caras diferenciadas en función del peso corporal del bebé.

2. Seguridad

–         Calidad y seguridad certificada. Los colchones Träumeland han sido certificados contra sustancias nocivas por organismos independientes como Öko-Tex Standard 100, Öko-Test, Toxproof, Certipur, LGA y FKT.

–         ¿Qué son los laterales reforzados de seguridad? Bandas de mayor firmeza a lo largo de los laterales del colchón, que mantienen al bebé centrado en la cuna cuando es pequeño y ayudan a su estabilidad cuando comienza a ponerse de pie, evitando que pueda colar peligrosamente los pies entre los barrotes y el colchón.

–         Durante el sueño del bebé, los sistemas de ventilación previenen la sofocación y la nociva reinhalación del CO2.

 

3. Higiene

–         Antihumedad, desenfundable y transpirable. Por definición, un revestimiento de colchón debe ser desenfundable para poder lavarse, y debe impedir que la humedad penetre en el núcleo del colchón; y, a la vez, ser completamente transpirable. Los colchones Träumeland tienen una protección integrada antihumedad que elimina la necesidad de utilizar protectores de colchón adicionales (muchos no son transpirables, y otros aseguran serlo cuando en realidad reducen la ventilación de forma considerable).

–         ¿Visualmente limpio o higiénicamente limpio? Pensemos en un bebé que ha pasado por un proceso infeccioso, o que ha vomitado o manchado de caca el colchón. Los revestimientos de colchón Träumeland son lavables a 60ºC. Esto es importante porque con los lavados a 30-40º no mueren más del 10-15% de los ácaros y gérmenes. Lo habitual en el mercado es que los revestimientos de colchón para bebé sólo puedan lavarse a bajas temperaturas o a mano.

–         Los colchones Träumeland están indicados para bebés con alergias, siendo antiácaros, antihongos, y enriquecidos con aceites esenciales (lavanda y melisa, que hacen que estos colchones sean especialmente inhóspitos para ácaros y gérmenes).

 

4. Ergonomía y confort

–         Desarrollo saludable de la columna vertebral. La columna del bebé es blanda y aún no está completamente desarrollada. Los colchones Träumeland, con una óptima elasticidad punto por punto, proporcionan a tu bebé una óptima firmeza y descargan la presión de la columna. Esto crea las mejores condiciones para el desarrollo saludable de tu bebé.

–         ¿Colchón duro o blando? Ni duro ni blando, sino lo que necesita tu bebé. Träumeland tiene una cara para bebé (hasta 12Kg-aprox. 2 años-) y otra para niño pequeño (+12Kg). Esto garantiza diferentes prestaciones para tu hijo dependiendo de su peso y características, puesto que no tiene las mismas necesidades un recién nacido que un niño de 2-4 años.

–         Los colchones de bebé Träumeland están indicados para bebés de 0 a 4 años pero pueden utilizarse incluso hasta los 5 años o mientras el bebé quepa en la cuna/maxicuna, al ser cada bebé único en su ritmo de crecimiento.

–         ¿Cómo se consiguen las prestaciones, elasticidad y firmeza adecuadas? Träumeland lo mide a través de la tecnología High Tech Sensor que, cuando fabrican un colchón, mide si éste ejerce una presión excesiva en algún punto de la anatomía del bebé.

–         De esta manera, los colchones Träumeland previenen la plagiocefalia (síndrome de la cabeza plana) y velan por el desarrollo saludable de tu bebé.