Trucos para dejar el pañal » LetsFamily
Trucos para dejar el pañal

Trucos para dejar el pañal

¡Nada como leer en el baño!

Permanecer sentado en el orinal puede ser un suplicio de aburrimiento para un pequeño de dos o tres años que tiene tantas cosas interesantes que hacer. Por eso, además de quedarte a su lado, un buen truco es llevarle al baño libros de cuentos y dejarle que los mire, o bien leérselos tú. Puedes escoger algunos títulos alusivos a la etapa que estáis transitando. Otra recomendación es colocar una pequeña biblioteca “exclusiva para el orinal”, con libros nuevos que el pequeño no saque del baño, de manera que te asegures de que capten su interés justo en esos momentos clave.

Actividades artísticas

Otro método para que permanezcan sentados unos cuantos minutos, hasta que el pipí llegue, es darles a tus hijos elementos para colorear. Con marcadores de pizarra, tizas o acuarelas pueden decorar la tapa del váter y después será muy sencillo limpiar todo con un paño húmedo. También puedes proporcionarles masa para que jueguen mientras están sentados en el orinal.

Darles las opciones correctas

Los niños necesitan sentir que están en control de la situación, y todo intento de coerción o manipulación por tu parte será contraproducente. Si cada vez que preguntas “¿quieres usar el orinal?” tu pequeño responde con un rotundo “no”, tal vez deberías reformular la pregunta. Prueba dándole alternativas: “¿quieres usar el orinal o prefieres el lavabo?”, “¿Quieres que yo vaya al baño primero, o prefieres ir tú?”. De esta manera, tu pequeño sentirá que él está tomando la decisión, y no simplemente acatando una orden.

Sáltate las bragas pañal

Este método “de entrenamiento” no les resulta eficaz a muchos niños, puesto que cuando tienen un accidente, las bragas pañal absorben la humedad y hacen que los pequeños no se den cuenta, o no se sientan lo suficientemente incómodos como para reforzar la necesidad de usar el orinal. Es preferible que, cuando tu niño demuestre con señales claras que está listo para el control de esfínteres, retires el pañal de día y pases directamente a la ropa interior.

Sí a los premios y recompensas

Además de elogiar a tu hijo por sus logros y sus intentos, una buena idea es recompensarlo con pequeños obsequios: por supuesto no hace falta que sea nada costoso, puede ser una pegatina brillante para que adhiera a su orinal cada vez que consigue usarlo con éxito. En cualquier caso, recompensar los comportamientos positivos funciona mucho mejor que castigar los errores.