Tu bebé durante el primer año » LetsFamily
embarazo

Tu bebé durante el primer año

Como padres podéis observar durante el primer año cómo el bebé se desarrolla jugando y conoce a su entorno. Todo es emocionante y nuevo, también en vuestro día a día como familia. El bebé perturbará más de una vez tu sueño y tu hijo incluso puede tener fases en las que grite mucho que seguro crearán un desorden en tu ritmo. Los niños son para sus padres un reto diario y no sólo porque éstos se preocupan por la salud y la seguridad de sus pequeños, el cuidado y el ajuar, sino también por el miedo a la muerte súbita infantil. Pero la convivencia con el bebé también tiene sus lados positivos, por ejemplo es muy bonito ver cómo los hermanos se empiezan a acostumbrar a vivir con el otro después de fases de rivalidad.

También puede ser muy bonito ver qué bien se lo pasa tu hijo cuando lo llevas a un curso para bebés o cómo se queda dormido cuando le das el pecho. Seguro que todavía no habías experimentado este tipo de cercanía. Para las mamás que poco después de dar a luz se tienen que incorporar a sus puestos de trabajo seguro que no será fácil. En este caso también es muy importante encontrar para tu hijo la persona ideal que complemente tus cuidados, de forma que la despedida no se haga tan difícil.

Después de nacer tu hijo también disminuirán los momentos a solas con tu pareja, no te preocupes si tu relación al principio parece no funcionar como antes porque todo gire alrededor del bebé. Ahora sois tres y los papeles cambian. Esta situación puede ser complicada para todos los afectados, la madre, el padre y la relación, pero después de un tiempo todo volverá a la normalidad. Vais a necesitar mucha paciencia y aún más si vuestro hijo tiene alguna discapacidad o has tenido un parto múltiple.

En estos casos puede ser buena idea ponerse en contacto con otros padres que se encuentren en una situación parecida.
Durante el primer año de vida no sólo cambiará vuestro hijo, sino también vosotros como padres, os empezaréis a acostumbrar a la vida familiar. Aparte de ocuparos de la alimentación y todo lo que tiene que ver con vuestro bebé también aprenderéis a dedicaros de nuevo tiempo a vosotros mismos y a vuestro bienestar con una alimentación sana, deporte o incluso un primer viaje como familia. Seguro que será un año emocionante.