Bancos de leche materna

Category blogs: 

Bancos de leche materna

Comentar: (0)

Compartir:

Banco de Leche

Mi abuelo tenía dos hermanas de leche. Eso hacía que cuando íbamos al pueblo en verano la familia creciera más y más, gracias a la generosidad de una bisabuela de constitución fuerte y con una buena salud.

He vuelto a recordar los detalles sobre las hermanas de leche de mi abuelo, que tanto me llamaban la atención siendo pequeña, a raíz de la creación del banco de leche materna que ha puesto en marcha el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Una iniciativa valiente, bonita y que rezuma solidaridad por los cuatro costados.

En primer lugar la de tantas madres, en muchos casos con sus hijos ingresados y que a pesar de la preocupación y el cansancio no ponen límites a la capacidad de dar. Y es lo que tiene la solidaridad, que cuanto más nos entrenamos en ella, más capaces somos de estirarnos y de compartir, en este caso algo tan valioso como la leche materna, el mejor regalo que se le puede hacer a un recién nacido.

Y en segundo lugar, la de la Fundación Aladina (fundacionaladina.org), que ha financiado la reformas necesarias para adaptar varias salas del hospital a las necesidades de un banco de leche.

Esto unido a la vocación de los profesionales que trabajan en el Hospital 12 de Octubre convierte al Banco de Leche Materna, en un proyecto del que enorgullecerse. No tengo el gusto de conocer a la Dra. Nadia García, la responsable, pero por teléfono me ha transmitido profesionalidad y mucho cariño por lo que hace y por las mamás a las que atiende a diario. Así que desde este espacio me gustaría felicitar a los médicos y enfermeras que se ocupan de todo el proceso para garantizar que esta leche se conserve correctamente y a las mamás donantes. Con su gesto aportan salud a bebés que nacen antes de tiempo o con alguna enfermedad y tranquilidad a tantas madres que por diversos motivos no pueden dar pecho a sus hijos.

Hablando con la mía de este tema he recordado que también mi padre tiene un hermano de leche (¡Lo había olvidado!. Lo he oído contar mil veces en sobremesas familiares, pero debo tener el disco duro lleno). Mi abuela, una mujer de postguerra, no muy bien alimentada supongo, amamantó a sus seis hijos y al del ginecólogo que la atendió en los partos. Bonita historia. Estaría bien recuperar del olvido tantas historias con encanto, detrás de las cuales está la humanidad de una mujer que decide amamantar no solo a sus hijos biológicos. Lanzo la idea para el que la quiera convertir en un bonito libro, un blog de moda o un quién sabe, un programa de televisión en prime time y así convertimos la lactancia en tendencia. Estaría bien.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

(0)

Valóralo

Votar estrellas: 
0

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Artículos relacionados

Permitir cookies