La música como terapia

Category blogs: 

La música como terapia

Comentar: (0)

Compartir:

Enfermera

En medio de tanto pacto, de tanto intento de acuerdo y de encuentro; hoy para el blog me he propuesto rescatar algo original, que nos ayude a descubrir que hay vida más allá de tanto politiqueo.

La verdad es que no me ha costado mucho encontrar algo interesante, lo que quiere decir que tan solo se trata de aprender a mirar de otro modo lo que sucede a nuestro alrededor, descartar lo que no nos lleva a nada bueno e inspirarnos en aquello positivo que encontremos.

El proyecto “Intervención enfermera Musicoterapia en personas con estado de ánimo depresivo” de la enfermera Miriam Alonso Maza ha obtenido el Premio Nacional en esta categoría en el XXXIII Congreso de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental (ANESM). He tenido la suerte de escuchar una entrevista suya esta mañana en Cope y me ha encantado lo que ha contado.

El trabajo pone de manifiesto cómo el aumento de niveles de endorfinas que provoca la música se relaciona con un aumento de la motivación y energía ante la vida, alegría y optimismo, sensación de bienestar y sentimientos de satisfacción. La enfermera también ha explicado que puede “disminuir la necesidad de medicación y aliviar la ansiedad”.

Decir que la música puede animarnos, ponernos melancólicos o relajarnos no supone ninguna novedad, pero utilizarla como terapira de manera sistemática sí lo es. Y todos sabemos lo que cuesta abrir nuevos caminos, ser alternativo o proponer hacer las cosas de otro modo.

En casa somos todos bastante melómanos. Y últimamente me he parado a observar, no solo los gustos de cada uno, sino la utilidad que Ángel, Irene o Sara le dan a la música. Y no he descubierto poca cosa. Irene, por ejemplo, ha escogido una canción (“Todo va a ir bien”) de nuestro amigo y cantautor Luis Guitarra, que repite como un mantra cada vez que ha tenido un mal día y necesita animarse.

Y Ángel, que aún no ha descubierto el placer que supone estar en silencio o en soledad (lo que daría yo por minutos de silencio, madre mía), recurre a la música para sentirse acompañado, cuando tiene que estar en su habitación haciendo algo solo.

Así que me puedo imaginar los beneficios objetivos, que algo tan etéreo como la música puede tener en personas enfermas.

Mi enhorabuena a Miriam Alonso Maza y a todo el equipo que hacen posible este tipo de terapia.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

(0)

Valóralo

Votar estrellas: 
0

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Artículos relacionados