No cometáis el mismo error que yo

Category blogs: 

No cometáis el mismo error que yo

Comentar: (6)

Compartir:

bebé

En torno al embarazo, el parto y la lactancia…. circulan leyendas urbanas de todo tipo. Quién no ha oído en más de una ocasión que comer tal o cual cosa es poco menos que incompatible con dar el pecho a un recién nacido.

Yo pongo en cuarentena según que cosas, pero una es humana y tengo mis debilidades.

“El tercero y trabajando. Se te adelanta seguro”, me dijeron al comienzo del embarazo. Y del mismo modo que la memoria es selectiva, también lo es la atención. Y yo me quedé con esta idea, que más que un pensamiento era un deseo. Un deseo que hice mío, asimilé y transmití a todos los que tenía a mi alrededor. Pero que, por su puesto, no tiene ningún fundamento.

Mamás trabajadoras que esperáis a vuestro segundo o tercer hijo…. jamás cometáis el error de pensar que os vais a evitar esa última fase en la que ya no os podéis cortar las uñas de los pies, atar los zapatos o caminar con un mínimo de dignidad y elegancia.

Yo ahora, recojo lo que he sembrado durante los primeros meses de gestación anunciando a bombo y platillo que apostaba lo que fuera por que Sara sería ochomesina. Pues va a ser que no.

Cuando abro los ojos cada mañana ya tengo el móvil parpadeando con el “whatsapp” de mi hermana y mi madre que quieren saber “si ya”. Al llegar al trabajo el “todavía sigues aquí, hija” me acompaña como un eco hasta que termino la jornada y por las tardes tengo que hacer un tremendo trabajo de autocontrol (me sirve de preparación por si en alguna ocasión me toca presentar unos informativos en la tele) para que ninguna mueca, ni gesto pueda ser interpretado como consecuencia de una “contractura”, como diría mi hijo Ángel, que el otro día lo primero que me dijo al salir del colegio no fue que de qué era el bocadillo, sino que si ya tenía “contracturas” cada diez minutos.

Pero como siempre…. todo en esta vida tiene una cruz y también una cara. ¡Sara voy a empujar con más ganas que nunca. Te esperamos con los brazos abiertos!

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

(6)

Valóralo

Votar estrellas: 
0

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Artículos relacionados