Relación entre responsabilidad y autoestima

Category blogs: 

Relación entre responsabilidad y autoestima

Comentar: (0)

Compartir:

Siempre es un gusto escuchar o leer a la psicóloga Silvia Álava. Como dice una compañera periodista, "qué bien lo explica todo". A lo que yo  siempre añado "y cuánta sensatez".

 

Hace unos días coincidimos en un programa de radio para hablar de cómo fomentar la responsabilidad desde pequeños.

Es un asunto más importante de lo que puede parecer porque no solo hablamos de que sean autónomos con "sus cosas" y colaboren con las tareas de casa. La responsabilidad y la autoestima están íntimamente relacionadas, ya que cuando a un niño le mandamos el mensaje de "yo lo hago por ti", lo que le estamos transmitiendo también es "tú no eres capaz". Por lo tanto, en la medida que demos alas a nuestros hijos para que asuman tareas también estaremos poniendo las bases para que sean personas seguras y tengan un buen concepto de sí mismos.

Silvia Álava hizo una serie de propuestas para trabajar la responsabilidad, atendiendo a distintas franjas de edad a las que yo he añadido alguna idea de mi propia cosecha. Las comparto por si a alguien le pueden ser de utilidad:

 

Niños de 3 a 6 años: 

  • - Poner y quitar la mesa. Con los más pequeños puede ser interesante que ellos mismos descubran qué falta.
  • - Recoger juguetes y ordenar habitación. Un niño de 6 años puede hacerlo solo, pero con el de 3 tendremos que estar acompañándolo, para que no se despiste y se siente a jugar de nuevo en lugar de terminar de hacer lo que le hemos pedido.
  • - Llevar la ropa sucia: en cada casa organizamos la ropa de un modo, pero desde pequeños podemos pedirles que separen lo sucio de lo limpio y lo lleven al lugar correspondiente.
  • - Reciclaje: Separar los restos de comida, del papel o el plástico también es algo que podemos pedirles.

 

Niños de 6 a 10 años:

  • - Hacer la cama
  • - Ayudar con determinadas recetas en la cocina como la ensalada, rebozar o empanar un filete o preparar una pizza
  • - Quitar el polvo.

 

A partir de 10 años:

  • - Deberían ser autónomos con las tareas del colegio y con la preparación del material que tienen que llevar.
  • - Pueden ayudar con los hermanos pequeños, si los tienen: a que se vistan, a que se laven los dientes, a pelarles la fruta en la cena...
  • - Según las características de la vivienda, el barrio y la edad del niño hay tareas que pueden hacer como bajar la basura o ir a comprar el pan ( a partir de los 12 ó 13 años).

 

Lo ideal a la hora de confeccionar este tipo de "listas" es que cada familia las personalice, teniendo en cuenta el carácter del niño y otro tipo de circunstancias.

 

Mi experiencia como madre de tres niños de edades muy distintas (4, 10 y 13 años) es que es bueno diferenciar las responsabilidades de cada uno, aunque haya cosas que les exijamos a todos. 

 

Es cierto que a edades tempranas todo es más sencillo cuando lo planteamos en clave lúdica y que la cuestión se complica a medida que se van haciendo mayores. Pero también es verdad que en las edades más difíciles, saber cómo colaborar les da la posibilidad mostrarnos cercanía o complicidad cuando hemos tenido una discusión. Darles ideas para que colaboren con las necesidades de la familia, como ir a hacer la compra o cuidar de un hermano pequeño puede servir para que la convivencia sea mejor.

 

Personalmente una de las mayores aspiraciones que me planteo con mis hijos es la de despertar en ellos una actitud de compromiso con el entorno. Nada me da más alegría que observar en ellos iniciativa o que están pendientes de las necesidades de casa, sin ceñirse exclusivamente a lo que "figura en la lista". Transmitirles que todos somos un equipo es, sin duda, uno de los mayores retos que tenemos como familia. Gracias Silvia Álava, por aportar ideas y cordura en el día a día de nuestra vida con niños. @amparolatre

 

 

 

Tags: 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

(0)

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Artículos relacionados