Cambiar correctamente el pañal | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Cambiar correctamente el pañal

El manejo del pañal al principio es una cuestión de práctica, que poco después del nacimiento se convierte en una rutina.

Cuando veas que hay que cambiar el pañal, tumba a tu hijo, abre las tiras laterales del pañal y levanta las piernas de tu bebé con suavidad, presionando con las manos o antebrazo por debajo de la corva de tú bebé (por favor, no eleves las piernas del bebé por los pies).

Para limpiar, se aconseja agua limpia. Utiliza para ello una manopla (¡las esponjas se caen de las manos con demasiada facilidad!). Sumerge la manopla en agua templada (si el cambio de pañal no es en el cuarto de baño, recomendamos que utilices una palangana) y limpia suavemente de adelante hacia atrás.

Considera en este proceso no sólo la zona genital, sino también limpia la zona extensa que va desde la ingle hasta el coxis, es decir, toda la zona que abarca el pañal. Gira la manopla para depurar los restos.

Después de que todo quede limpio, tienes que secar con una toalla a tu bebé. Entonces es cuando tiras el pañal. En caso de que el cubo para pañales sucios no estuviese al lado del cambiador, no lo tires hasta que tu bebé esté vestido y lo tengas entre los brazos.

Puedes aclarar la manopla debajo del agua y a continuación añadirla a la colada del programa de 60ºC de la lavadora.

Para el cambio de pañales fuera de casa, se recomiendan las toallitas húmedas sin perfumes ni alcohol . Por supuesto que éstas también las puedes utilizar en casa.
Es recomendable utilizar un producto emoliente con efecto barrera que imite la función protectora de la piel, para evitar problemas como la dermatitis del pañal, bastante frecuente en los bebés de 6-9 meses.

¡Nunca dejes a tu hijo solo en el cambiador! Tu hijo es más rápido de lo que te imaginas y perdiéndole tan sólo un instante de vista, se puede producir un accidente grave.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: