Carne, pescado y huevos durante la lactancia | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Carne, pescado y huevos durante la lactancia

Para conseguir un gramo de proteína en tu leche materna, se necesitan dos gramos de proteínas de los alimentos, por lo que durante el embarazo necesitas tomar aproximadamente 15 gramos más de proteínas por día. Los alimentos más adecuados para complementar la proteína son la leche, la leche batida, yogures, queso, pescados de mar y productos integrales.

Come regularmente las cantidades recomendadas de carne, pescado, carne de aves, huevos o productos lácteos, y así proporcionarás suficientes proteínas a tu cuerpo. Si eres vegetariana deberías hablar con la matrona, el médico o un especialista en nutrición sobre posibilidades para proporcionar a tu cuerpo suficientes proteínas de otra forma.

Además, tienes que aumentar las reservas de hierro, el recién nacido lo necesita, y su suministro sirve para compensar la falta del mismo a causa del embarazo. Esto también es importante para madres que no dan el pecho.

Dado que a través de la leche se pierde sólo una cantidad relativamente pequeña de hierro, la lactancia en sí no aumenta la necesidad de hierro de la mujer. La recomendación es tomar diariamente 20 mg de hierro. Comer regularmente carne, te servirá para cubrir tus necesidades de hierro. El hierro de alimentos animales es el que mejor absorbe el cuerpo, aunque otras fuentes de hierro son los cereales (sobre todo el mijo, la harina de escanada y la avena), las legumbres y la verdura (como la espinaca, perejil, acelgas escarola, brócoli, coles de Bruselas).

La ingestión se puede mejorar combinándola con vitamina C (por ejemplo puedes beber un zumo de frutas para acompañar una comida o comer una ensalada y de postre algo de fruta) A pesar de ello puede ser que el médico te recete un preparado de hierro.