Cómo deben interactuar los niños con las pantallas | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Cómo deben interactuar los niños con las pantallas

Es cada vez más habitual que los niños tengan o quieran un móvil. Esto ocurre sobre todo si en el cole el resto de niños lo tienen. Intenta tener tu propio criterio a la hora de decidir si se lo quieres comprar o no.  Si bien es cierto, que no podemos estar aislados en una urna de cristal, también lo es que el hecho de que lo tengan los demás no es una razón de peso. ¿Es necesario? ¿Te ayuda a ser mejor o a tener mejor calidad de vida?

Consejos para ver la televisión

  • No dejes nunca a tus hijos solos frente a la televisión. Los canales infantiles son un cajón de sastre. Junto a series de dibujos inocentes para niños menores de 3 ó 4 años, se programan otras que en absoluto son apropiadas para niños tan pequeños. Si no puedes estar tú con ellos, mejor ver una película adecuada con su edad.
  • No basta con estar presente mientras vean la televisión. Se trata de que seas tú la que controla qué ve y qué no, que comentes con tus hijos el contenido de los programas. También es una manera de conocer los gustos de tus niños.
  • Miraos a los ojos. Una de las formas de saber qué sienten tus hijos y de que ellos sepan qué sientes tú es que os miréis a los ojos. Cuando miramos juntos hacia una pantalla, se pierde esta dimensión de la comunicación interpersonal y desentrenamos ciertas habilidades emocionales relacionadas con la empatía. Sabemos qué ven, pero no qué están sintiendo. Busca momentos fijos para actividades que sí favorecen esta dimensión como por ejemplo los juegos de mesa.

Consejos a la hora de utilizar el ordenador

  • Pon un límite horario, compartiendo uso con otros y distingue sin mezclar, sus dos funcionalidades principales: ocio y trabajo.
  • Sé coherente entre lo que digas y lo que hagas. Si quieres evitar la conexión permanente, que el ordenador descanse. No lo tengas siempre encendido.
  • Si se trata de que propicie el encuentro personal con otra y la actividad conjunta, debe estar en un lugar común, accesible a todos. No hay nada que esconder. Disfruta en familia de las posibilidades que ofrece.

Salvaguarda los espacios que se prestan a una mayor comunicación. Fuera pantallas y teléfonos durante las comidas. Aprovecha para hablar con tus hijos y escuchar sus reflexiones. Son momentos muy ricos desde el punto de vista comunicativo porque estáis todos juntos. ¡Disfrútalos!