Cómo evitar la alopecia estacional en cejas y pestañas | LetsFamily
embarazo
Cómo evitar la alopecia estacional en cejas y pestañas
Actualidad

Cómo evitar la alopecia estacional en cejas y pestañas

Causas de la alopecia en cejas y pestañas

Las causas de que nos pase esto pueden ser de diversa índole: el estrés es una de las más comunes, nuestro metabolismo “enloquece” y la liberación de cortisol hace que muchas de nuestras funciones se vean alteradas; algunos medicamentos también pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello, especialmente los que tratan la tiroides o la artritis. Hay que tener mucho cuidado con la depilación en esta zona, si no se realiza correctamente puede provocar irritaciones o infecciones que retrasen la salida del pelo, además, hay que tener en cuenta que el pelo crece un número “finito” de veces, si se someten las cejas a depilaciones muy severas podemos perder volumen de cabellos.

Los casos de dermatitis atópica o eccemas ya se convierte en un tema más serio, pues es común que las rojeces o descamaciones se den en la zona de las cejas, haciendo no sólo que se pierda pelo, sino que se produzca picores o hinchazones. En estos casos habría que consultar con un dermatólogo cuál sería el tratamiento a seguir para minimizar los efectos al máximo.

Consejos para evitar la alopecia en las cejas

La alimentación es el factor más importante. Aumentar las dosis de ácido fólico y vitaminas A y E es fundamental para prevenir el problema. Los huevos, los dátiles, el brócoli, las espinacas, las acelgas, las zanahorias o las cebollas son algunos de los alimentos cuyo consumo nos ayudará a repoblar esta zona y a evitar esos antiestéticos huecos.

Dar un masaje con un aceite natural de romero, ricino u oliva nos ayudará a estimular el crecimiento del pelo. Son aceites fáciles de encontrar en cualquier herbolario o perfumería y solo habría que empapar un algodón con unas pocas gotas y masajear bien la zona por la mañana y por la noche durante al menos un mes. De esta forma, evitamos una mayor caída y favorecemos un crecimiento más sano y fuerte.

¿Y las pestañas?

Podemos cuidarlas y tratarlas con una sencilla infusión que no falta en ningún hogar: la manzanilla. Hervir medio vaso de agua e infusionar una o dos bolsitas de manzanilla para después darnos un suave masaje una vez que temple, nos ayudará a que nuestras pestañas estén más fuertes, se nos caigan menos cabellos en cambios estacionales y a mantenerlas con más vitalidad.

También podemos utilizar los aceites naturales que tenemos para las cejas dando suaves masajes con el mismo fin de mantenerlas fuertes e hidratadas, evitando así su caída. Igual que nos echamos cremas por la noche en la cara o en las manos, adquirir el hábito de masajear suavemente cejas y pestañas con estos aceites naturales, evitará que se nos caiga más pelo del necesario, y que luego tengamos que recurrir a tratamientos más específicos.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: