Cómo minimizar los efectos de la alergia estacional | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Cómo minimizar los efectos de la alergia estacional

La alergia no es otra cosa que una reacción exagerada del cuerpo hacia un cuerpo externo, nada más que un mecanismo de defensa, pero llevado al extremo. Por desgracia para quien lo sufre no es algo que se pueda evitar, pero si se pueden minimizar sus efectos llevando a cabo algunas prácticas en nuestro día a día que nos ayuden a llevarlo mejor.

En nuestras manos tenemos algunas acciones que podemos poner en marcha para que la alergia nos afecte lo menos posible en el hogar. La vivienda debe estar perfectamente ventilada para purificar el aire al máximo y para ello hay que abrir las ventanas de 10 a 15 minutos al día evitando la primera hora de la mañana y la última de la tarde, cuando la polinización es mayor. Mejor hacerlo al mediodía, o si hace demasiado calor, por la noche. Además, hay que ser especialmente exhaustivos con la limpieza y desinfección del hogar, sobre todo, si hay niños pequeños alérgicos o si tenemos mascotas.

Realizar deporte al aire libre también es un gran problema para los alérgicos, sobre todo si se practica en espacios abiertos donde abunda la vegetación. Para evitar males mayores existen en la red mapas que podemos consultar para saber los días en los que hay más o menos polen ambiental, y elegir aquellos que nos afecten lo menos posible. En cualquier caso, si la alergia es severa, mejor evitar el ejercicio al aire libre hasta que pase.

La alimentación también es importante tenerla en cuenta pues existen diferentes remedios naturales que nos ayudan a reducir los efectos de los alérgenos. Los carotenoides que contienen alimentos como los albaricoques, zanahorias, calabaza, espinacas o coles tiene propiedades antiinflamatorias y se ha demostrado su eficacia para tratar alergias. Los ácidos grasos Omega-3 también son uno de los antiinflamatorios naturales más accesibles y aunque no hay estudios que avalen su relación con la alergia, sí que se observa que personas con altos niveles de omega 3 en sangre disminuyen sus problemas de alergia. Los podemos obtener en pescados azules, aceite de semillas de lino o nueces.

La Echinacea se utiliza sobre todo para prevenir resfriados pero son defensas naturales muy potentes que pueden ser de mucha ayuda también en estos casos. La ortiga está indicada para reducir la tos, congestión nasal o asma, síntomas comunes de la alergia y puede tomarse fácilmente en infusión. El ajo y la cebolla además de ser antibióticos y antiiflamatorios naturales, son ricos en quercetina, un antioxidante que inhibe la secreción de histamina. Puede reducir también la sinusitis y la congestión nasal si se toman de 200 a 400 mg, tres veces al día, mejor en suplemento nutricional.

Aun así, hay casos de alergias que son realmente fuertes, y los efectos pueden hacer que quien la padezca no pueda casi salir de casa. Llevar un tratamiento médico en estos casos es fundamental para sentirnos mejor, y para eso el especialista es el que debe determinar qué tipo de reacción se padece y cuál es la mejor medicina. No queda otra que esperar a que la primavera pase para dejar atrás las alergias estacionales hasta el próximo año.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: