Cómo saber si tu hijo tiene rinitis alérgica | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Cómo saber si tu hijo tiene rinitis alérgica

La rinitis alérgica es una enfermedad que se caracteriza por una inflamación de la piel (mucosa) que recubre por dentro la nariz. Se produce por la respiración de sustancias externas, llamadas alérgenos.

Una de las causas más frecuentes son los pólenes en primavera. Con menos frecuencia también puede producirse por sustancias que no se respiran, como alimentos, medicamentos, picaduras o sustancias que atraviesan la piel a las que somos alérgicos. Cuando ocurre esto, la rinitis aparece junto a otros síntomas alérgicos o formando parte de una reacción alérgica generalizada llamada anafilaxia.

La rinitis alérgica sería el equivalente en la nariz a lo que sucede en los bronquios en las personas con asma alérgica. De hecho, es frecuente que ambas enfermedades coincidan en la misma persona.

Por otra parte, con gran frecuencia se acompaña de inflamación de la conjuntiva de los ojos, por lo que generalmente se habla de rinoconjuntivitis alérgica.

¿Cuáles son los síntomas?

La rinitis alérgica suele producir taponamiento nasal con sensación de obstrucción y dificultad de la entrada del aire al respirar, mucosidad continua, estornudos, muchas veces de forma repetitiva y picor de nariz con necesidad de frotarla continuamente.

Unas personas manifiestan todos los síntomas y otras sólo uno muy predominante.

Como consecuencia del moco persistente es habitual que, al acostarse el niño por la noche, le caiga el moco hacia la garganta y le produzca tos.

A causa del picor, los niños hacen gestos con la nariz, los labios, la cabeza… lo que a veces se confunde con tics.

Debes consultar con el pediatra cuando los síntomas sean muy molestos y hagan incómoda la vida normal del niño en el colegio, el deporte o en el sueño. También si la situación presiste mucho tiempo, se presenta de una forma muy repetitiva o si existe una asociación muy evidente percibida por la familia con alguna sustancia a la que el paciente pudiera ser alérgico.

Es importante empezar el tratamiento cuanto antes para evitar la inflamación que se produce en la nariz.Hay que tener en cuenta que los niños menores de 4 ó 5 años tienen a menudo catarros que pueden provocar síntomas parecidos. Es en este grupo de edad donde resulta más difícil diferenciar los tipos de rinitis, pues el diagnóstico se basa principalmente en los síntomas. El pediatra valorará si es preciso o no realizar pruebas alérgicas u otros análisis.

¿Cómo se trata la rinitis alérgica?

Cuando aparecen los síntomas pueden utilizarse medicamentos en forma de jarabe o comprimidos llamados antihistamínicos que ayuden a aliviar las molestias de la nariz y también, a veces al mismo tiempo, medicamentos que se aplican en la nariz (antihistamínicos y corticoides). En general se recomienda que se tomen nada más empezar los síntomas.

¿Cómo se puede prevenir?

Cuando se descubre la causa de la rinitis alérgica, se ha de intentar evitar, en lo posible, la exposición a la o las sustancias causantes. En casos concretos, además, se puede hacer un tratamiento con las llamadas vacunas de la alergia, indicado por el alergólogo pediátrico para que el cuerpo se acostumbre poco a poco al alérgeno y no le produzca daño.