Cuidados en el postparto

Comentar: (0)

Compartir:

PLEASE SET ALT

La fase por la que atraviesa la mujer después del alumbramiento se denomina postparto o puerperio. Su duración suele ser de unas ocho semanas, el tiempo que precisa el organismo de la reciente mamá para recuperar el estado que presentaba antes de que se iniciase el embarazo. No obstante, algunos especialistas sostienen que el puerperio comprende sólo las horas inmediatamente posteriores al nacimiento del niño.

En cualquier caso, todos coinciden en la importancia de que la madre se aplique ciertos cuidados en el postparto para asegurar que su restablecimiento sea adecuado. Entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayan la relevancia de tomar determinadas precauciones durante esta etapa, puesto que es la fase en la que tienen lugar más fallecimientos de mujeres.

Y es que, durante el postparto, pueden darse problemas como la hemorragia en el puerperio, alteraciones hipertensivas ( como la eclampsia) e infecciones. Así las cosas, durante este período es imprescindible que la salud de la flamante mamá se recupere, no sólo para regresar al funcionamiento habitual, sino también porque, en muchos casos, tiene que hacer frente a la lactancia.

Buena alimentación

Amamantar a un hijo es una tarea muy gratificante, ya que estrecha los vínculos emocionales existentes entre la madre y el bebé. Pero, además, es la mejor fuente nutricional para el pequeño. Para que la leche materna cubra todas las necesidades del niño, es necesario que la mujer esté bien alimentada. Los expertos aconsejan que la lactancia materna exclusiva sea el método de alimentación durante el primer semestre de vida del menor.

En el postparto, es habitual que aparezcan problemas de estreñimiento y hemorroides. Las complicaciones para orinar también pueden surgir en esta fase, puesto que el bajo vientre, la vejiga y la pelvis sufren un gran desgaste durante el parto y en los momentos posteriores. La higiene del perineo es esencial en esta etapa. De esta forma, se minimiza el riesgo de sufrir infecciones, sobre todo, en los días después del alumbramiento, cuando el área presenta una elevada sensibilidad.

Para acelerar la recuperación, es bueno que la madre pasee. Así, fortalecerá el tono muscular y se regulará el tránsito intestinal. Asimismo, con los ejercicios de Kegel, podrá reforzar la musculatura del suelo pélvico.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados