Cuando calienta el sol... | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Cuando calienta el sol…

Los lactantes tienen la piel más fina y con menos melanina, por lo que su piel se quema más fácilmente que la de los niños mayores. Además está desaconsejado aplicar crema de protección solar a los bebés de menos de 6 meses. Así que si tu bebé tiene esta edad intenta no exponerlo al sol, en la medida de lo posible.

Exponerse al sol sin protección es más peligroso para aquellos niños con:

  • Lunares en la piel (o cuyos padres son proclives a desarrollar lunares).
  • Piel y pelo muy claros.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel, incluyendo el melanoma.
    Con las adecuadas precauciones, los niños pueden jugar al sol con seguridad.

Cómo proteger a su hijo del sol:

  • Evita las horas del día en que los rayos son más fuertes.
  • Cúbrele la piel.
  • Utiliza crema protectora regularmente.

Hay muchos tipos diferentes de cremas o lociones de protección solar de uso infantil, incluyendo formulaciones para pieles sensibles, marcas con olores atractivos, versiones de larga duración resistentes al agua y al sudor, y variedades de fácil aplicación en forma de aerosol o espuma. Para bebés de 6 meses en adelante o niños mayores, elige un factor de protección solar de 15 o superior para prevenir tanto las quemaduras solares como el bronceado. Busca un producto cuya etiqueta muestre que protege contra los rayos UVA y UVB (estos productos se denominan protectores solares de “amplio espectro”). Para evitar posibles reacciones alérgicas de la piel, evite aquellos productos que contengan PABA, y si su hijo tiene la piel sensible, busca un producto que contenga como ingrediente activo dióxido de titanio (un protector que carece de componentes químicos).

Utiliza el protector solar siempre que su hijo se vaya a exponer al sol y aplica el producto media hora antes de llegar al lugar donde se va a producir la exposición al sol para que se pueda formar una buena capa de protección sobre la piel. No descuides los labios, manos, orejas, pies, hombros y detrás del cuello. Levanta las tiras del bañador y aplica protector solar también debajo.

La mayoría de personas acumulan hasta entre el 50% y el 80% del total de exposición al sol a lo largo de toda la vida antes de cumplir 18 años, de modo que es importante que los padres enseñen a sus hijos a disfrutar del sol de forma segura.