Cuidar los pies en verano | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Cuidar los pies en verano

Puede ser que notes molestias a la hora de caminar o dificultad para utilizar tu calzado habitual. Sin embargo a pesar de la sensación de pesadez en los pies es bueno que des largos paseos; te ayudarán a mejorar la circulación. Si puedes darlos por la playa mucho mejor. Pisar arena tanto seca, como mojada y caminar por la orilla es de lo más recomendable.

Si estás en la piscina, recurre a chorros de agua fría. Aliviarán la sensación de pesadez.

También es muy importante controlar el peso (que se encuentre dentro de los límites establecidos) y evitar el sedentarismo.

Si estás embarazada no es aconsejable estés mucho tiempo de pie, por ello para mejorar la circulación, es útil apoyar los pies en una almohada. A pesar de esto, tampoco hay que permanecer mucho tiempo sentada. Lo ideal es que puedas moverte un poco cada dos horas y que hagas ejercicio moderado a diario.

Evitar largas exposiciones en lugares donde haga mucho calor es otro de los consejos de los profesionales así como mantener la temperatura corporal fresca.

Por último, te aconsejamos que cuides tus pies hidratándolos cada día y eliminando las durezas periódicamente. Y recuerda, no hay nada más relajante que un buen masaje en los pies a última hora del día.