¿Dejarías a tu hijo mayor presenciar tu parto? | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

¿Dejarías a tu hijo mayor presenciar tu parto?

Prepara al niño de antemano

Es muy importante que le expliques a tu hijo en qué consiste el parto y qué es lo que puede llegar a ver. Si bien dar a luz es una experiencia única, natural y maravillosa en un sentido, un niño podría impresionarse al ver la sangre y otros fluidos, escuchar los gritos de mamá, ver las agujas y otro instrumental médico, etc. En lo posible deberías ver con el niño videos de partos y contarle qué ocurrirá.

El acompañante ideal

Alguien debe acompañar todo el tiempo a tu niño durante el parto. Tú no estarás en condiciones de atenderlo, y tu pareja debería ser tu sostén, y no el de tu hijo. Por eso, es fundamental contar con una abuela, un tío, una madrina u otra persona de confianza que en el momento del parto se ocupe exclusivamente de estar con tu hijo. Que lo acompañe fuera de la sala de partos si hace falta, o que simplemente lo abrace y responda sus preguntas.

Averigua en la maternidad

No todas las instituciones aceptan que entren menores de edad en la sala de partos. Si tienes pensado llevar a tu hijo debes averiguar cuáles son las condiciones (por ejemplo, si permiten entrar a los niños de cualquier edad, si hay una “sala familiar” donde puedan esperarte con su acompañante en caso de que se impresionen, se cansen o se aburran, etc.). Una buena idea es llevar a tu hijo a conocer el lugar antes del gran día, para transmitirle seguridad.

Y si cambias de opinión…

No importa cuánto hayas preparado a tu hijo ni cuán decidida estés a que presencie el nacimiento: puede ocurrir que, durante tu trabajo de parto, te veas desbordada por las sensaciones y emociones, y decidas que lo mejor es que el niño se retire. Debes tener la libertad de poder cambiar de idea y tu hijo debe saber que, en poco tiempo, podrá volver a entrar para conocer a su hermanito.

Puede que te parezca la mejor decisión que tu hijo presencie el milagro de la vida, y que hayas hablado en profundidad del tema. Aún así, algunos niños podrían asustarse o impresionarse en el momento del parto. Otros, en cambio, se emocionan mucho y forjan de inmediato un lazo muy fuerte con el bebé recién nacido. Por eso, no hay una única respuesta.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: