Duración y ritmo de la lactancia | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Duración y ritmo de la lactancia

Muchas madres se preguntan cómo pueden saber si el niño ha comido bastante. Cada niño nace con su propio temperamento. Este carácter propio también lo muestran a la hora de comer.

Mientras para un niño la leche parece no salir lo suficientemente rápido, otro disfruta tranquilamente de su toma, por eso la duración de las tomas no es un indicio claro de si el niño ha comido lo bastante. Pero si el pañal está mojado y el niño evacua con regularidad, puedes estar segura de que tu hijo está comiendo bien.

Cada madre y cada niño son diferentes. Aún así hay algunas similitudes que pueden servir de orientación. En principio es recomendable dar el pecho siempre que lo pida el niño. De media un bebé come cada dos a cuatro horas durante diez a veinte minutos en cada pecho.

La mayoría de los niños mama durante una toma de los dos pechos, aunque algunos ya se quedan llenos después mamar de uno solo. En principio deberías intentar darle de comer de los dos pechos alternativamente. Después de comer el niño suele estar contento y en muchos casos se queda dormido.

El pecho después de dar de mamar está blando. Para saber si tu hijo está ganando peso, puedes llevarlo a pesar una vez por semana. Lo puede hacer tu matrona, el pediatra o lo puedes hacer en algunas farmacias que tienen básculas especiales para pesar a bebés.

Incluso si tu bebé está ganando peso, puedes tener la impresión de que la cantidad de leche que produces no es suficiente. A lo mejor un día el bebé te pide más a menudo de comer y quiere que le des el pecho cada hora.

La causa más frecuente de este comportamiento es que se encuentre en una fase de crecimiento y en ese momento necesite más cantidad de leche. Si entonces le das más a menudo de comer, el problema se solucionará solo. Si no fuera el caso también tienes la posibilidad de acudir a un especialista. Son muy pocas las mujeres que no pueden producir suficiente leche para amamantar a su bebé.

Deberías dar de mamar a tu bebé de ambos pechos, pero antes de cambiarlo tienes que asegurarte de que haya terminado en el primero (normalmente suelta el pecho cuando ha terminado o se duerme). En la próxima toma empieza con el pecho del que haya tomado la última vez. Puedes marcar tus sujetadores para saber exactamente de qué pecho ha tomado la última vez.