El diseño perfecto para tu árbol de Navidad | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje

El diseño perfecto para tu árbol de Navidad

¿Os suena a algo de otro mundo que se contraten a decoradores especializado en árboles de Navidad? Pues una tendencia en aumento, como sabemos que la mayoría de los mortales no tenemos dinero para dedicarlo a un profesional como este os dejamos unos consejos para que vuestro árbol deje a todos con la boca abierta.

¿Por qué conformarse con las típicas bolas de cristal de color rojo, azul y dorado? ¿Por qué recurrir siempre a las bambalinas de toda la vida o al aburrido aerosol de nieve que se usa desde hace mil años? Es hora de renovar nuestras costumbres y montar un árbol que combine con nuestra casa, nuestra familia y que refleje el espíritu de todos los que vivimos en casa y nuestros intereses.

Lo primero que hay que considerar antes de empezar a trabajar en el árbol es pensar en el árbol en sí, ¿qué espacio tenemos? ¿Qué altura deseamos? ¿Dónde lo queremos colocar? Hay que tener en cuenta que decidamos donde decidamos montar nuestro árbol debe estar en un sitio cómodo que no interfiera en el paso ni moleste en el día a día de la familia pero que se vea y luzca, no vamos a estar horas pensando en el árbol para que luego no se vea a no ser que te topes con él. El tamaño también es importante, uno demasiado grande hará que la habitación parezca sin espacio y uno muy pequeño pasará totalmente desapercibido.

Una vez tengamos el tamaño perfecto ha llegado el momento de elegir los colores y tonalidades que vamos a utilizar, también los materiales. No es necesario que todos los colores coincidan pero sí que la combinación sea armoniosa: playa y azul, rojo y dorado, morado y verde… Si además se completan con el resto de colores de la casa será perfecto. También podemos innovar en cuanto a los materiales: papel, cristal, plástico e incluso, por qué no, guirnaldas de palomitas de maíz o adornos hechos con galletas.

Si estás buscando alguna inspiración tu mejor amigo es internet y las revistas que encuentres por los kioskos, puedes optar por una versión lujosa inspirada en el árbol de Navidad del apartamento neoyorkino de una pareja famosa de actores u optar por una versión más ‘home made’ o rústica, tan de moda ahora. Coge ideas y luego busca en páginas web inspiración y manualidades para lograr que tu árbol sea igual (o muy parecido) al que tenías en mente.

Cada Navidad es una oportunidad perfecta de sacar el diseñador que todos tenemos dentro y adaptarnos a cada miembro de la familia, ¿por qué no un árbol hecho de piezas Lego? ¿O uno lleno de pompones de lana hechos por cada miembro de la familia? El caso es crear un ritual que nos haga felices y que podamos hacer juntos cada año, un ritual que generará geniales recuerdos en padres e hijos.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: