Embarazo semana a semana: Todo lo que necesitas saber

Comentar: (0)

Compartir:

embarazada-semana-a semana.

Para qué sirve un calendario de semana de embarazo

Un calendario de semana de embarazo, también llamado gestograma, es una herramienta que se utiliza para poder calcular de cuántas semanas de embarazo se encuentra la mujer, la fecha del parto así como otros datos importantes acerca del desarrollo del bebé.

Es un calendario que tiene forma circular y fechas en el círculo más exterior, así como otras cifras en el círculo interior, el cual es conocido como disco gestacional. En este caso, la información que nos ofrece un gestograma es:

  • Semana de embarazo en la que te encuentras.
  • Fecha aproximada en la que se producirá el parto.
  • Tamaño promedio que tendrá el bebé en ese momento.
  • Peso promedio que tendrá el bebé en ese momento.
  • Longitud del fémur que tendrá el bebé.
  • El diámetro biparietal (BDP), que es la distancia entre los huesos parietales de la cabeza del bebé, en milímetros.

El funcionamiento de un gestograma es muy sencillo y en primer lugar hay que tener clara cuál fue la fecha de la última menstruación. Con ese dato y llevando el indicador hasta el día correcto, se podrá consultar el resto de datos que se verán reflejados en las diferentes partes de los discos de este dispositivo. 

Fijándote en los diferentes datos, contarás con toda la información necesaria relacionada con el crecimiento del bebé, así como la fecha aproximada del parto.

También existen versiones online más simplificadas que ayudan a conocer la fecha aproximada del parto en base a los datos que se le faciliten, en Letsfamily contamos con esta herramienta que ponemos a disposición de cualquier futura mamá de forma gratuita:

Ir al calendario de embarazo de Letsfamily →

Cómo hacer un seguimiento del embarazo semana a semana

Además del uso de un gestograma, donde podremos encontrar mucha información sobre el embarazo semana a semana, contar con la ayuda de un profesional médico es indispensable. Por ejemplo, las primeras semanas se recomienda la visita al ginecólogo para hacer una analítica completa tanto de sangre como de orina.

Puntos a tener en cuenta en el seguimiento del embarazo

  • Semana 20: se debe realizar una ecografía morfológica del segundo semestre. Aquí se estudiará el desarrollo de los órganos del feto para ver si existe alguna clase de malformación. Se medirá el útero, se determina si hay situación de parto prematuro y si la circulación sanguínea uterina es correcta.
  • Semanas 24 y 28: se realizará el test de O'Sullivan, con el que se busca detectar diabetes gestacional. Se ingerirán 50 gramos de glucosa y posteriormente se extrae sangre para determinar sus niveles de glucosa.
  • Semana 34: se hará una ecografía para ver si el crecimiento del feto es adecuado y si está bien colocado el bebé. Semanas 35 y 36: se realizará la tercera analítica para ver el estado de la gestante.
  • Semanas 36 y 38: se debe hacer un cultivo vaginal para prevenir infecciones en el recién nacido. Finalmente, en la semana 40 se hará una monitorización fetal en caso de que la mujer no haya dado a luz. Esta acción se repetirá hasta que la mujer de la luz, se le provoque el parto o se le haga una cesárea.

¿A partir de qué semana del embarazo el test sale positivo?

En el momento en el que exista un retraso en la menstruación, una de las cosas que se pueden llegar a pensar (si ha habido relaciones sexuales sin protección en el último mes) es que se podría haber producido un embarazo.

Para salir de dudas, un test de embarazo, que se puede adquirir en una farmacia, es una de las mejores soluciones ya que son muy fiables. Estos test pueden hacerse desde el primer día de retraso de la menstruación, pero los test son más fiables a partir del décimo día o la segunda semana.

Lo que hacen esta clase de test de embarazo es medir los niveles de concentración que existen de la hGC (hormona Gonadotropina coriónica) que hay en la orina. Esta hormona se desarrolla en el cuerpo de la mujer cuando ésta queda embarazada y se puede encontrar en los tejidos que pasarán a formar la placenta.

Se sabe que esta hormona aparece en el momento en el que se produce la concepción, pero también se sabe que aumenta cada dos o tres días. Esto quiere decir que si se hace un test de embarazo antes de tiempo, el resultado podrá salir negativo aunque se esté embarazada. Por eso es tan importante hacerse estas pruebas en el momento adecuado, aunque si se quiere una confirmación exacta, lo más aconsejable es visitar al ginecólogo.

¿Cuál es el tamaño del feto según la semana de embarazo?

Si estás embarazada, es lógico que quieras saber todo sobre tu bebé y el desarrollo del embarazo. Entre esas dudas, se encuentra la de saber cuál es el tamaño del feto dependiendo de la semana de embarazo, algo que resulta bastante curioso:

En el primer mes, el feto es muy pequeño y apenas ocupa espacio. Puede ser tan pequeño como una semilla de amapola. Cuando llega la semana 6, el feto mide entre 2 y 4 milímetros aunque en la semana 7 ya tendrá el tamaño de un garbanzo.

En la semana 8 notarás el embarazo más y el feto medirá unos 2 centímetros aproximadamente. 4 centímetros medirá cuando se llegue a la semana 13, pero dará un notable estirón en la semana 15, donde tendrá el tamaño de una manzana, momento en el que se pueden notar sus movimientos.

Con la llegada de la semana 20, el tamaño será similar al de un plátano y la mamá notará que su corazón late más rápido y se cansa más. En la semana 27 el pequeño ocupará casi todo el útero y tiene el tamaño de una coliflor de un kilo de peso aproximadamente.

Con la semana 35 el bebé pesa poco más de 2 kilos, habiendo aumentado el tamaño del útero 15 veces más que antes del embarazo. Con la semana 40 el pequeño tiene el tamaño de una sandía y cuando menos se espere, ya habrá nacido. 

¿Cuales son las semanas del embarazo más peligrosas?

Las 12 primeras semanas del embarazo son las más importantes para el desarrollo del feto. Durante estas primeras semanas, aunque no se suele notar, sí comienzan a aparecer los primeros síntomas de la gestación. Desde que se tenga conocimiento del embarazo hay que cuidarse al máximo en todo el embarazo, pero sobre todo durante las primeras 12 semanas.

Algunos de los riesgos de las primeras semanas de embarazo

Durante las primeras 12 semanas, el feto, que todavía no está completamente formado, está expuesto a un gran número de posibles complicaciones relacionadas con su desarrollo.

En estas 12 primeras semanas puede producirse un embarazo ectópico, el cual puede ser advertido por un sangrado vaginal. Esto deja claro que el embarazo se está llevando a cabo fuera el útero, lo que significará que esto no prosperará. 

No hay que alarmarse si se produce una pérdida de sangre, no siempre quiere decir que sea un embarazo ectópico. Para ello hay que consultar con un profesional médico que pueda determinarlo con seguridad.

Otro de los riesgos es la amenaza de aborto espontáneo o natural, algo que puede extenderse incluso hasta la semana 20 del embarazo, aunque es más común en las tres primeras semanas. 

Uno de los primeros síntomas de aborto espontáneo son las pérdidas de sangre, aunque hay que decir que no siempre es un síntoma inequívoco, dado que algunas mujeres pueden tener pérdidas de sangre debido a un hematoma intrauterino, por ejemplo.

Desarrollo del feto según la semana de embarazo

  • 0 a 4: El bebé es un conjunto de células que poco a poco irán desarrollándose a un ritmo muy rápido
  • 5 a 8: Se empiezan a formar riñones, sistema nervioso, hígado, cabeza y espina dorsal entre otras partes como el cerebro, brazos y piernas, manos y pies. Se desarrolla el cordón umbilical y las neuronas del cerebro se empiezan a dividir para formar el sistema nervioso.
  • 9 a 12: Los dedos se desarrollan, sus articulaciones se mueven, se han formado los lóbulos de la orejas y los labios así como uñas minúsculas. Se alargan las piernas.
  • 13 a 16: Su cabeza es un tercio del tamaño de su cuerpo, comienzan a aparecer pelos en la cabeza y cejas y se desarrolla el aparato reproductor.
  • 17 a 20: Le funcionan las cuerdas vocales, los ojos y las orejas ocupan su ubicación definitiva, se han desarrollado los huesos del oído interno así como las terminaciones nerviosas del cerebro.
  • 21 a 24: El bebé irá engordando poco a poco, se desarrollan sus sentidos y su sistema límbico, digestivo, respiratorio y circulatorio se desarrollan también.
  • 25 a 28: Se parece a cómo será al nacer. Pulmones, hígado y sistema inmunitario siguen desarrollándose
  • 29 a 32: Sus ojos se abren y cierran y el bebé muestra una gran actividad además de seguir formándose los pulmones.
  • 33 a 36: Gracias a las neuronas puede sentir, oír y ver formas tenues. Los órganos se preparan para la vida fuera del útero.
  • 37 a 40: Todo está listo para nacer.

Cómo calcular en qué semana de embarazo te encuentras

Hay ocasiones en las que no se puede saber en qué semana de embarazo podemos encontrarnos. Sabiendo cuál fue la fecha de la última menstruación, se puede calcular de una forma más o menos fácil de cuántas semanas estamos embarazadas. Es importante destacar que en caso de que no se conozca la fecha exacta, el especialista pedirá una fecha aproximada para utilizar un gestograma y hacer un cálculo muy aproximado.

Como hemos mencionado anteriormente, con un gestograma podremos hacer de forma muy sencilla el cálculo de nuestro embarazo y también de una forma bastante fiable. Puede señalar correctamente el trimestre en el que nos encontramos, siendo una de las herramientas más utilizadas hoy en día para hacer un completo seguimiento a las diferentes etapas del embarazo y conseguir información bastante precisa sobre este proceso que dura 9 meses.

Es importante no obsesionarse con la fecha exacta del parto porque el gestograma no tiene una máxima precisión en cuanto al día en el que se vaya a dar a luz.

¿En qué semana del embarazo se sabe si es niño o niña?

¿Será niño o niña? Esa es una de las muchas preguntas que muchas futuras mamás se han hecho en alguna ocasión. Algunas mujeres no quieren saberlo y prefieren esperar a que llegue el momento, pero otras no. 

El sexo del bebé se determina desde el momento de la concepción aunque no se puede saber en este momento si será niño o niña. En las primeras semanas todos los embriones cuentan con una pequeña protuberancia parecida a una zona genital. 

En caso de ser niño, en la semana 7 se comenzará a producir testosterona y la protuberancia crecerá y se convertirá en el escroto y el pene. En las niñas, la protuberancia se convertirá en el clítoris y labios mayores.

A partir de la semana 16 se puede determinar con más seguridad el sexo del bebé, aunque todo depende de la posición que tenga, porque hay veces que no se pueden ver sus partes íntimas. Se pueden hacer análisis de sangre, los cuales tienen un índice de fiabilidad superior al 90%, algo que puede hacerse desde la octava semana de embarazo.

La mejor forma para saber si es niño o niña es acudir a los especialistas para someterse a ultrasonidos, los cuales revelarán con exactitud el sexo del futuro bebé. Otra opción es someterse a diferentes exámenes genéticos como una amniocentesis que permite saber el sexo incluso antes de que pueda apreciarse en las ecografías. 

¿En qué semana del embarazo se realizan pruebas médicas?

Cuando se está embarazada, se requiere un variado número de visitas al profesional médico. En la primera prueba se hace una historia clínica completa para recopilar toda la información necesaria sobre enfermedades, alergias, toma de medicamentos, etc. Se hace una etiología, analíticas y también cultivos de orina.

Las pruebas médicas a realizar durante el embarazo

Entre la semana 11 y 13 el ginecólogo hará una ecografía para descartar malformaciones, medir el pliegue nucal y conocer al tamaño del bebé. Se preguntará a la madre si quiere hacerse una analítica de diagnóstico prenatal en sangre.

Entre las semanas 19 y 21 se hace otra ecografía de diagnóstico prenatal, se miran sus medidas y se examinan órganos y extremidades para descartar malformaciones. Entre las semanas 22 y 24 se programa una segunda analítica de rutina del embarazo para descartar diabetes gestacional.

En la 28 se pide una tercera ecografía del embarazo para valorar el crecimiento del bebé. Entre la 31 y 32 se vuelve al ginecólogo para la analítica del tercer trimestre, con controles de bioquímica y hematología entre otros. Se repite la visita al ginecólogo entre las semanas 35 y 38 para valorar los resultados de los análisis, se hace un cultivo vaginal y se valora la posición del bebe entre otros.

Entre la semana 40 y la 42 se hacen los monitores fetales una vez por semana y en ocasiones una ecografía con control de movimientos, cantidad de líquido amniótico, etc.

Síntomas más comunes de embarazo según la semana

A medida que pasa el tiempo cuando se está embarazada se van experimentando diferentes síntomas que van más allá de los tradicionales mareos, nauseas y vómitos que se producen en las primeras 13 semanas de embarazo.

Algunos de los síntomas comunes del embarazo según la semana

Entre la semana 0 y la 13 se pueden notar diferentes síntomas como náuseas, vómitos, aumento de peso, estreñimiento, agrandamiento de los senos, cansancio notable, antojos, cambios de humor, malestar estomacal,  acidez, dolores de cabeza y necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal.

Entre las semanas 14 y 27 se producen muchos síntomas diferentes como aumento del apetito, dolor de espalda, abdomen y muslos, estrías en senos, muslos, abdomen o nalgas, hormigueo en las manos, hinchazón de tobillos y dedos, oscurecimiento de la piel en algunas zonas del cuerpo e incluso pueden llegar a aparecer varices por la presión del útero.

Llegado el tercer trimestre, entre las semanas 28 a 40, se pueden tener otros síntomas como hinchazón de tobillos dedos e incluso la cara, se puede notar la aparición de hemorroides, dificultad para respirar, el ombligo puede sobresalir, experimentar diferentes problemas para dormir, notar cómo el bebé se mueve sin parar y se aprecian las primeras contracciones.

En el embarazo, los síntomas van notándose poco a poco, lo que permite que el cuerpo vaya acostumbrándose a ellos progresivamente.

¿En qué semana conviene anunciar tu embarazo?

La respuesta podría ser tan sencilla como decir que podría anunciarse en cualquier momento. La alegría del embarazo es muy grande y puede que queramos anunciarlo a los cuatro vientos, pero hay personas que prefieren esperar un cierto tiempo. ¿Por qué?

Como ya se sabe, el primer trimestre es el más peligroso para el embarazo y en el que existen más probabilidades de sufrir contratiempos como puede ser un aborto espontáneo. Esto hace que muchas parejas pospongan el anuncio hasta que al menos se hayan cumplido 12 semanas de gestación.

Obviamente, el poder de decisión es particular de cada pareja y si deciden anunciarlo desde la primera semana es algo muy respetable.

Otras suelen contarlo tarde, en el último trimestre del embarazo, algo que no es demasiado común, pero puede suceder. Algunos padres prefieren esta opción, aunque esto tiene una gran desventaja y es que se tendrá menos tiempo para celebrar y disfrutar del embarazo con los seres queridos.

Lo más normal es hacerlo al final del primer trimestre, lo que proporcionará mucho más tiempo para disfrutar de la emoción y buenos deseos de familiares y amigos. Cuando lo hagas, tendrás que seguir cuidándote, pero también disfrutar de tu estado hasta que llegue el momento más esperado de esta etapa de la vida.

¿En qué semana se nota la barriga de embarazada?

Como ya sabemos, no todos los embarazos son iguales y no a todas las mujeres se les nota la barriga de embarazada en la misma semana. De hecho, algunas mujeres pueden mantenerse sin barriga hasta el segundo trimestre mientras que otras ya la tienen durante el primer trimestre.

Las barrigas de las mujeres primerizas suelen desarrollarse entre la semana 12 y la 16 del embarazo. A aquellas mujeres que ya han tenido hijos les aparecen antes, ya que los músculos abdominales y uterinos ya se han estirado con gestaciones anteriores.

La barriga de embarazada es diferente para todas las mujeres y cambia en cada embarazo. Hay muchos otros factores que pueden llegar a influir en el tamaño de las barrigas de las mujeres en estado de gestación.

Por ejemplo, el útero puede estar en diferentes posiciones, pudiendo afectar al tamaño del vientre. Si el útero está inclinado hacia delante, posición conocida como anteversión, normalmente la barriga de embarazada se nota antes.

Otro aspecto de importancia que puede hacer que la barriga se note antes es la posición del bebé, lo que hace que también pueda notarse más o menos la barriga. La posición del bebé dependerá del espacio que tenga dentro del vientre. A pesar de todo, lo más normal es que la barriga de embarazada se note a partir del primer trimestre.

¿En qué semana de embarazo se escucha el corazón del bebé?

Uno de los momentos más felices de una embarazada es cuando tiene la oportunidad de escuchar los latidos del bebé, aunque no todas saben en qué semana pueden hacerlo. Con un aparato de ultrasonidos de la máxima calidad ya se podrían escuchar los latidos a partir de la sexta semana de embarazo.

La semana en la que se puede escuchar el latido del corazón del bebé

El latido, que cuando se oye por primera vez se escucha a una gran velocidad, es el reloj del pequeño, de un ser que se va desarrollando poco a poco en el vientre materno y cuando se escucha, muchas madres y padres se emocionan.

El corazón comienza a formarse a las tres semanas de la concepción. Poco a poco el tejido embrionario irá creciendo, formando un tubo cardíaco, que forma una estructura bastante básica del corazón. Es en este instante cuando comienza a tener las primeras contracciones.

Con una ecografía antes de la semana 7, posiblemente no se escuche el latido del bebé, solo con un dispositivo de ultrasonidos muy potente. Si se hacen ecografías vaginales se puede escuchar el latido desde la semana 8 o 9, aunque a veces no puede llegar bien el sonido. En estos aspectos interviene la cantidad de líquido amniótico, el peso de la mamá o la calidad del dispositivo utilizado.

Para escuchar perfectamente el latido del bebé, se puede hacer con la primera ecografía oficial para detectar posibles malformaciones o anomalías, en la semana 12.

¿Hasta qué semana de embarazo es seguro mantener relaciones sexuales?

Muchas parejas se suelen preguntar si durante el embarazo podrán seguir teniendo relaciones sexuales. Lo cierto es que hay mucha controversia en este aspecto, pero se pueden tener relaciones incluso en el tercer trimestre, aunque en este caso con mucha precaución.

Muchas mujeres piensan que durante los tres primeros meses de embarazo, las relaciones sexuales puedan producir daño al bebé. Esto se debe a que poco a poco, la mujer está adaptándose a los cambios que está comenzando a tener, como náuseas, vómitos y mareos. Las relaciones pueden ser muy intensas para las mujeres dado que el riego sanguíneo en la zona aumenta mucho y se tienen sensaciones mucho más placenteras.

Durante el segundo trimestre, la barriga no tiene un tamaño demasiado grande, lo que permite que la mujer se mueva con cierta facilidad. A medida que se vaya finalizando el segundo trimestre es importante buscar una posición cómoda para la mujer.

Aunque muchas personas aseguran que en el tercer trimestre no se deben tener relaciones, lo cierto es que se puede, aunque con la limitación para la mujer de tomar determinadas posturas debido al volumen con el que cuenta su barriga.

Con ese aspecto salvado, la mujer encontrará en las relaciones sexuales un método estupendo para relajarse e incluso hacer que el parto sea más sencillo cuando llegue.

¿Hasta qué semana del embarazo se puede adelantar un parto?

Como ya sabemos, la duración media de un embarazo es de 40 semanas, las cuales comienzan a contar desde el día de la última menstruación.  Si el bebé nace antes de la semana 37, se puede considerar que el parto es prematuro. ¿Se puede adelantar el parto? ¿Por qué?

Si existe amenaza de parto se presenta tras la semana 34, los médicos, por norma general, no lo adelantan ya que el bebé está lo suficientemente maduro para nacer y desarrollarse sin problema. Antes de la semana 34 se puede adelantar el parto, pero el bebé debe estar todo lo formado posible, aunque debe ser el profesional médico quien lo aconseje.

El parto puede adelantarse por un gran número de razones como por ejemplo embarazos múltiples o gemelares. Se adelanta porque no hay el suficiente espacio en la cavidad uterina. También por malformaciones uterinas que pueden reducir la capacidad del útero para poder dilatarse.

Puede suceder por desprendimiento de placenta, debido a la rotura de aguas prematura, donde el organismo actúa de forma automática, adelantando el parto y evitando a que el feto pueda exponerse a infecciones.

También puede deberse a que haya demasiado volumen de líquido amniótico, vivir constantemente bajo estrés, tener menos de 20 años o incluso tener hábitos como el alcohol o el tabaco. 

Consejos saludables según la semana de embarazo

Todas las mujeres saben que es muy importante cuidar el cuerpo, especialmente cuando se está embarazada. Durante esta etapa es importante cuidarse mucho más y mantener rutinas saludables dependiendo de la semana del embarazo.

Entre la semana 0 y la 12 es importante olvidarse del alcohol y del tabaco así como de las comidas ricas en grasa. En caso de tener tratamiento médico, hay que consultar con el ginecólogo por si se puede mantener el tratamiento. Se puede tomar un complemento vitamínico con ácido fólico.

También es importante reducir la cantidad de bebidas con cafeína y el té. Es importante hacer ingestas pequeñas y frecuentes para reducir náuseas y vómitos. Se debe hacer una rutina de ejercicios, hacer una siesta durante el día, etc.

Entre las semanas 13 y 24 se recomienda hacer ejercicios aeróbicos cada día, llevar una dieta muy equilibrada, evitar consumir lácteos y derivados no pasteurizados. No se deben tomar laxantes sin consultar con el médico, consumir mucha fruta y llevar un control de peso.

Desde la semana 25 y hasta final del embarazo, se recomienda beber bastante agua, evitar baños de agua demasiado caliente y prolongados, se aconseja visitar al dentista, chequearse la tensión, apuntarse a clases de preparto, preparar la canastilla para cuando nazca el bebé y, por último, mantener una vida activa.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Permitir cookies