20 preguntas claves sobre parto y covid » LetsFamily
los partos en tiempos de covid
En la foto, Silvia García Comos, madre que ha tenido a su bebé en tiempos de covid

20 preguntas claves sobre parto y covid

 

 

Mucho se ha hablado desde el pasado mes de marzo del coronavirus. Cada vez son más las preguntas y respuestas que surgen sobre este tema en todos los ámbitos de nuestras vidas. Se ha hablado mucho sobre cómo afecta el coronavirus a las personas mayores, a los jóvenes, a los niños e incluso a las mujeres embarazadas. Sin embargo, creemos que no hay suficiente información sobre cómo son los protocolos que hay que seguir cuando una madre se pone de parto en estos tiempos de pandemia. Por esta razón, nos hemos reunido con Pilar Medina, matrona con más de 15 años de experiencia a sus espaldas, para hacerla 20 preguntas claves sobre parto y covid y para conocer cómo se desarrollan ahora los partos en los hospitales.

 

Protocolo Hospital

Pregunta: ¿Cómo ha cambiado el protocolo del parto durante la pandemia?

Respuesta: En los momentos en los que nos encontramos ahora, se siguen los protocolos que marca el Ministerio de Sanidad, que es por el que nos guiamos todos los hospitales. Es cierto que, al comienzo de la pandemia y debido al desconocimiento de la enfermedad en cuanto a transmisiones tanto de la madre al feto o de la madre al recién nacido, hubo algo de desconcierto, pero hoy en día los protocolos son los que marca el Ministerio.

 

Pregunta: ¿Qué medidas relacionadas con el parto deben tomar los hospitales para prevenir el contagio de la mamá, el bebé y los acompañantes?

Respuesta: Todo el personal sanitario llevamos dobles mascarillas, gafas, batas, dobles guantes y pantallas protectoras. Estas son medidas tanto para protección a la madre como del propio personal y se hacen desde la entrada en urgencias.

 

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre hospital público y privado?

Respuesta: No existen diferencias. En ambos se establecen los mismos protocolos a seguir.

 

Pregunta: ¿Qué debería tener en cuenta para incluir en el plan de parto durante la pandemia?

Respuesta: Las mismas recomendaciones que se hacían justo antes de la pandemia. Ni se prolongan los partos por el hecho de que estemos en esta situación ni se acortan los tiempos. Se marcan los tiempos en función al ritmo de las contracciones y a cómo se encuentra el bebé según va avanzando el tiempo. No se inducen más partos, no se hacen más partos por cesárea, sino que los criterios siguen siendo los mismos que se hacían justo antes de la pandemia.

 

Pregunta: ¿Mi pareja podrá venir conmigo?

Respuesta: Por supuesto. Es cierto que, al comienzo de esta situación, al haber tanta desinformación, en algunos hospitales se tomó como medida preventiva el no acceso de los padres para acompañar a las madres. Hoy en día, el padre acompaña desde el principio. Por otro lado, hay que tener en cuenta que, en la entrada de urgencias de la mayoría de los hospitales, solo entra la madre hasta que se sabe si se va a proceder a su ingreso porque hay una rotura prematura de membranas, es decir, una rotura de bolsas, o porque la madre se encuentra en inicio de parto. Si esto es así, se avisa al acompañante, en este caso la pareja, y se sigue con los mismos protocolos que antes de la pandemia.

 

Prevenciones

Pregunta: ¿Se hace la PCR a la embarazada? ¿Dónde y cuándo?

Respuesta: En el caso de que se vaya a realizar una inducción de parto, se cita a la embarazada uno o dos días antes de dicha inducción para que el día que venga ya se disponga de los resultados. Sin embargo, en el caso de que la mujer venga de parto, entraría en urgencias, se comprobaría si hay una rotura de bolsa o si viene de parto, y en ese momento se realizaría la PCR. En general, la mayoría de los hospitales cuentan con un servicio de microbiología que funciona durante 24 horas y el resultado se suele tener en un plazo de dos o tres horas. Generalmente, aunque depende de los hospitales, la recogida de la muestra se hace en urgencias y ya, a partir de este momento, se decide hacia donde se dirige la mujer embarazada.

 

Pregunta: ¿Al acompañante en el parto también se la hacen?

Respuesta: En la mayoría de los hospitales no se hace. Cuento con documentación de que en algún hospital ya se está planteando la realización para el acompañante, pero, en principio, a quien se le hace en, me atrevo a decir, el 100 % de los hospitales, sería a la mujer embarazada. Al acompañante se asume que por la convivencia se adoptan las mismas medidas.

 

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre hospital público y privado?

Respuesta: No. Sería exactamente lo mismo.

 

Pregunta: ¿Las pruebas al recién nacido y la vigilancia de su salud (peso, vacunas…) se sigue haciendo en el centro de salud?

Respuesta: Sí, la gran mayoría se realizarían en el centro de salud. Solo hay unas cuantas pruebas que se realizarían en el hospital. En muchos de los hospitales, cuando nace el bebé, se da el alta a las 24 horas de nacimiento si es un parto vaginal. Si se trata de un parto por cesárea, el alta se haría a las 48 horas. Si esto es así, como las pruebas de prevención, las pruebas metabólicas, se realizan a las 48 horas, en la mayoría de los hospitales se vuelve a citar para que acuda la madre con su recién nacido y con su pareja a realizar dichas pruebas de prevención a las 48 horas. En algunos de los hospitales hay un concierto en el que hay una comunicación con atención primaria en el que esas pruebas metabólicas se realizarían desde atención primaria. También se puede dar el caso de que, en algún hospital, por criterio de neonatología, no se hace el alta precoz de 24 horas, sino que se mantienen los ingresos hasta las 48 horas, como antes de la pandemia, y hasta los tres días si fuera un parto por cesárea. Tras el alta, quedaría por hacer las pruebas auditivas, que se realizan siempre a nivel hospitalario, y ya se tramitarían todos los papeles para que toda la continuidad de seguimiento a través de la matrona o del pediatra se realice desde su centro de salud.

 

Pregunta: ¿Tendré que llevar la mascarilla durante todo el parto?

Respuesta: Se lleva mascarilla durante todo el parto, desde la entrada a urgencias, tanto la madre como el acompañante. Creo que sí que es importante que nos vayamos acostumbrando a tener la mascarilla puesta para cuando llegue el momento del parto, ya que puede darse el caso de que la mujer embarazada se sienta bastante agobiada con la misma. Aquellas que han ido entrenando con sus paseos o con actividad física durante el embarazo, se encuentran más preparadas y las resulta menos difícil sobrellevar el momento del parto. Hay momentos en los que, una vez que está puesta la epidural, la tolerancia a la mascarilla es superior a aquellos casos en los que la mujer está en pleno expulsivo, en los que no tiene analgesia epidural, y a veces le resulta un poco más difícil. En este caso, facilitamos todas las medidas para que la mujer se encuentre lo más cómoda posible en el momento del nacimiento del bebé.

 

Pregunta: ¿Qué le recomendarías a la futura madre y su acompañante para protegerse de un posible contagio durante parto?

Respuesta: Sobre todo no tener miedo. Las medidas de seguridad están tan interiorizadas y establecidas en todos los hospitales, con protocolos muy estrictos, que es importante tener confianza en el sitio en el que van a tener a su bebé. En principio, las medidas que se recomiendan son: mantenimiento de la mascarilla durante todo el tiempo que estén en contacto con otras personas, es decir, con el personal sanitario; cuando entre el personal en la habitación, recomendamos que se pongan la mascarilla, pero cuando ellos están solos en la habitación podrían perfectamente quitarse la mascarilla. Las ventanas se suelen abrir en función del estado de temperatura de la habitación y de si quieren los padres. Se dispone de geles en las habitaciones, al igual que agua y jabón para el lavado de manos. En principio, estas son las medidas que nos aseguran que vamos a estar bien durante el nacimiento de nuestro hijo y que vamos a proteger nuestra salud y la de nuestro futuro recién nacido.

 

Si soy positiva…

Pregunta: ¿Qué pasa si soy positiva y me pongo de parto? ¿cuáles son las medidas que se deberían tomar?

Respuesta: Existen distintos escenarios. Está la opción en la que ya se sabe previamente que soy positiva (en el caso de las inducciones de parto), o por el contrario cuando nos enteramos de que llega nuestro momento porque estoy con contracciones o porque tengo la bolsa rota y no sé que soy positiva. Sí que es verdad que hay bastante desconcierto en el caso de que la mujer no sepa que es positiva y que lo conozca en el momento del parto. En ese momento se agolpan muchas preguntas, muchas dudas, muchos miedos, sobre en qué momento se ha podido coger el coronavirus. En este caso, intentamos tranquilizar todo lo posible a la madre, explicando que los motivos se desconocen y que por eso nos encontramos, a veces, en esta situación de desconcierto; y que los resultados que hoy en día se disponen en cuanto a bibliografía es que la transmisión vertical es prácticamente imposible. Por tanto, nuestro trabajo principal es calmar a la madre, al padre y transmitirles que se van a cumplir todas las medidas de seguridad, pero no solo en el caso de ser positivas, sino también en el caso de ser negativas para encontrarse con la mayor tranquilidad, comodidad y confianza en el momento tan importante en el que se encuentran.

 

Pregunta: ¿Como cambia el protocolo de parto si soy positiva?

Respuesta: No cambiaría en absolutamente nada. Seguimos haciendo exactamente las mismas cosas que se harían si la madre no fuese positiva. No se acortan los tiempos, no se hacen más inducciones, no se hacen más cesáreas, es decir, todo sigue su curso normal porque el hecho de ser positivas no hace que nuestra forma de trabajar cambie.

 

Pregunta: ¿Qué medidas de protección se están adoptando en el paritorio?

Respuesta: Todo el personal va completamente vestido con ropa de protección: las medidas son doble bata, dobles guantes, pantallas de protección, gorros. La forma de actuar sería exactamente la misma. Es cierto que la madre puede sentir una cierta sensación de distancia porque el acceso que tenemos de comunicación es verbal, en el que tenemos aumentar nuestro tono de voz debido a la cantidad de mascarillas.

 

Pregunta: ¿Hacen prueba al recién nacido si yo doy positivo?

Respuesta: Si la madre es positiva, al recién nacido no se le separa en ningún caso de ella, se le tiene piel con piel, igual que si fuese un parto en el que la madre fuese negativa. Se le haría la prueba del PCR a las dos horas del nacimiento para saber exactamente en qué condiciones comenzamos. La mayoría de los bebés dan negativo en la PCR y se ha descrito que, en el caso de que hubiese transmisiones, serían horizontales, es decir, una vez que ha nacido el bebé se podría dar la misma transmisión que se daría en la población en general.

 

Pregunta: ¿Qué pasa si mi marido está confinado o mi hijo mayor? ¿Podrá acompañarme mi marido al parto?

Respuesta: En el caso de que el marido estuviera confinado porque ha dado positivo, se recomendaría que viniese otra persona a estar en el parto siempre y cuando la madre sea negativa. Si la madre es positiva y el padre es positivo y no tiene ningún síntoma, en principio se podría permitir la entrada del padre. Aunque en esto sí que existe una variabilidad en los protocolos de cada hospital y es un poco más complicado dar una respuesta cerrada.

 

Pregunta: ¿Cuánto tiempo estaré en el hospital? ¿Puedo recibir alguna visita?

Respuesta: Los tiempos de permanencia en el hospital si soy positiva son los mismos que si no lo fuese. Otra cosa es que, porque yo quiera irme antes a mi casa, solicite en aquellos hospitales en los que se están dando las altas a las 48 horas irme a mi casa a las 24 horas, siempre que mi estado y el del recién nacido lo permitiese. Las visitas en los hospitales no están permitidas. Cuando se sale del hospital, con el tema de las visitas se actuaría en función de las condiciones de cada sitio o de las medias adoptadas por cada comunidad.

 

Pregunta: ¿Cuándo nazca mi bebé, la mama podrá hacer piel con piel y darle pecho?

Respuesta: No hay ninguna contraindicación para intentar continuar con la lactancia materna si es el deseo de la madre. Si yo soy positiva tendríamos que llevar la mascarilla todo el tiempo que sea posible para intentar prevenir en todo lo que podamos el posible contagio. Por otro lado, está comprobado que el calostro mejora el sistema inmunitario del recién nacido, por lo que le estamos dando una dosis extra de defensas para prevenir un posible contagio por el contacto que tenemos con nuestro propio hijo. En realidad, la actitud a seguir en el caso de que fuera positiva sería la misma que si fuese negativa. Lo que es importante es no tener miedo. Tendríamos que continuar con las mismas medidas de seguridad, de higiene, de mascarillas, de lavados de manos, de usos de geles… En principio, lo que tenemos al alcance de nuestra mano es intentar mantener nuestro sistema inmunitario lo mejor posible, alimentándonos bien, durmiendo todas las horas que necesitemos, haciendo actividad física todos los días, al menos media hora, y eso nos ayudará a tener nuestro sistema inmunitario en las mejores condiciones para encontrarnos bien y asegurar también la salud de los de nuestro alrededor.

 

Otros

Pregunta: El miedo al contagio por coronavirus aumenta el interés por los partos en casa ¿Lo recomiendas?

Respuesta: Sí que es cierto que la gente, al estar confinado, tiene más miedo a salir de casa. El miedo no es tanto a acudir al hospital, sino quizás es más el simple hecho de salir. Los hospitales son lugares seguros en cuanto a contagios, en cuanto a higiene. Se llevan a cabo todas las medidas de limpieza exhaustiva de todos los aparatos, de todos los objetos, de todas las habitaciones, por lo que no tendría que ser un motivo por el que nos estuviésemos planteando hacer un parto en casa. Yo creo que los motivos para hacer un parto en casa tendrían que ser más otro tipo de cuestionamientos que por el hecho de estar viviendo esta situación. Tener confianza en el equipo que nos va a atender, en el espacio en el que hemos decidido tener a nuestro bebé en estas circunstancias tan anómalas y distintas a las que estamos tan acostumbradas a tener. Lo que sí está claro es que, después de haber despejado todas las incógnitas que nos permite el momento y la bibliografía de la que disponemos, se sabe que podemos continuar con los mismos protocolos de atención íntegra a la madre y al recién nacido para asegurar que su estado de salud sea el adecuado.

 

Pregunta: ¿Qué aconsejarías a las madres cuyo parto se producirá en estos tiempos de covid?

Respuesta: Que no tengan miedo y que afronten con ilusión y alegría el momento del nacimiento de su hijo.

¡Participa en nuestros sorteos!