Las cinco claves del parto humanizado » LetsFamily
Parto humanizado

5 claves para un parto humanizado

Prepararse conscientemente para el nacimiento

Un parto humanizado solo es posible en la medida en que la mujer conoce bien su cuerpo, está familiarizada con el proceso del embarazo y el parto y sabe las diferentes etapas que le tocará vivir, lo que implica cada una. Conoce algunos métodos para controlar naturalmente el dolor pero, lo que es más importante, no teme experimentarlo pues sabe que forma parte de este momento y que no hay que temerle. Apuntarse al curso preparto, el elaborar un plan de partos detallado y el conversar con el médico respecto a lo que se espera resulta fundamental.

2. La protagonista eres tú

El parto respetado está centrado en la mujer. Por eso, se le permite decidir en qué posición tolerar las contracciones, si desea gritar puede hacerlo, si prefiere parir de pie o en cuclillas también está en su derecho. Vamos, que la dueña del parto, la protagonista de este momento eres tú, no el equipo médico.

La menor intervención médica posible

Se habla de parto humanizado o respetado para oponerlo al parto intervenido o medicalizado, en el cual se han naturalizado prácticas hospitalarias que no siempre son necesarias (como la administración de oxitocina para acelerar las contracciones, el rasurado y el enema, la episiotomía, etc.). En un parto humanizado debe existir cierta supervisión médica, pero solamente se dedica a controlar que todo salga bien, y no se interviene a no ser que sea estrictamente necesario.

Respetar los tiempos del parto

El parto humanizado no se produce en una fecha estipulada previamente, sino que se desencadena cuando la naturaleza así lo dispone. De la misma manera, es importante respetar su duración natural: no todas las mujeres dilatan en el mismo tiempo. Algunas dan a luz en 3 o 4 horas, otras necesitan 24 horas de trabajo de parto o incluso más. En cualquier caso, si no hay razones de peso para acelerar el nacimiento, no se hace nada y se deja que el tiempo transcurra y que cada parto se desarrolle a su ritmo.

Un ambiente cómodo y agradable

En lugar de una sala de partos repleta de máquinas, luces estridentes y cantidad de personal médico, el parto humanizado busca recibir al bebé en un ambiente acogedor. Iluminación suave, música del agrado de la mamá para que ella se relaje, un baño caliente, la compañía de la pareja o de otra persona elegida, todo ello resulta clave para que el parto sea placentero y pueda vivirse como el acontecimiento especial que realmente es.

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!