5 ventajas de contratar una doula

Comentar: (0)

Compartir:

5 ventajas de contratar una doula

Las doulas son mujeres experimentadas que se dedican a brindar contención, apoyo emocional e información a otras mujeres que atraviesan el embarazo, así como también las acompañan en el parto y en los primeros tiempos de la crianza de sus bebés. Si bien esta profesión no está exenta de polémica (sobre todo les llegan críticas de los médicos y de las matronas, quienes reclaman que no haya “intrusismo profesional”), hay beneficios reportados de contar con la presencia de una doula. Aquí enumeramos cinco.

Contar con una presencia permanente

A diferencia de lo que sucede con las matronas, quienes en ocasiones tienen que atender a varias parturientas al mismo tiempo, la doula es una acompañante personal, que solamente se dedica a estar contigo y a atender tus necesidades durante el parto. Entre ambas surgirá un fuerte lazo de confianza y ello hará que no te sientas sola ni que percibas el entorno hospitalario como hostil y frío.

Menos intervenciones durante el parto

En países como Estados Unidos, donde la figura de las doulas hace muchos años está instalada en las salas de parto, hay estudios que demuestran que la presencia de una doula disminuye estadísticamente la incidencia de cesáreas, el uso de oxitocina sintética, las espisiotomías y hasta reduce la duración promedio del parto.

Alivio natural al dolor

Las doulas en su formación suelen contar con diferentes técnicas para aliviar tanto el dolor de las contracciones y de la dilatación como para manejar mejor la ansiedad que suele producir el parto. Ya sea la aromaterapia, los masajes en la espalda, la acupuntura, el yoga o ejercicios de respiración y de meditación, todo ello puede ayudarte a atravesar mejor tu trabajo de parto, especialmente si decides prescindir de la epidural.

Padres presentes, pero más relajados

No es función de las doulas reemplazar al padre en la sala de partos. Por el contrario, se alienta a que las parejas sean partícipes activos del nacimiento y que acompañen a las embarazadas, tanto en los cursos de preparación para el parto como en el mismo momento, y también cuidando al bebé recién nacido. La ventaja que dan las doulas es que proporcionan tranquilidad, información y asesoramiento a la embarazada, y el padre puede relajarse y dedicarse a acompañar sin necesidad de estar pendiente de los procedimientos médicos o de recordar toda la información que aprendió en el curso.

Bebés felices

Seamos claros: la doula no está allí para cuidar al bebé. Su función no es ser una canguro, sino sostener a la madre para que ella pueda ejercer su función maternal con tranquilidad y confianza en sí misma. Como consecuencia, cuando la madre está más tranquila y segura, todo ello repercute positivamente en el recién nacido. Quienes han recurrido a doulas aseguran que sus pequeños se muestran más relajados, se alimentan mejor y sufren de menos cólicos.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados