¿Afecta la lactancia mis posibilidades de concebir? » LetsFamily
embarazo

¿Afecta la lactancia mis posibilidades de concebir?

Espera seis meses

Es muy difícil (aunque no imposible) quedarte embarazada cuando tu bebé es menor de seis meses y lo amamantas de forma exclusiva (esto es, sin biberones, complementos ni alimentación complementaria). Dar el pecho a demanda parece inhibir la ovulación, siendo este uno de los trucos de la madre naturaleza para que no termines con dos bebés muy pequeños y que no puedas atender a cada uno como es debido. Por eso, por más que sueñes con hijos bien seguidos a los que puedas criar juntos, ten un poco de paciencia y espera a que tu primer bebé cumpla los seis meses para buscar el segundo embarazo.

Espacia las tomas

En cuanto tu bebé comience a coger el pecho con menos frecuencia es más probable que vuelvas a ovular. La aparición de la regla puede servirte como indicio de que tu cuerpo es nuevamente fértil (aunque algunas afortunadas ovulan y llegan a embarazarse sin tener que volver a menstruar). La introducción de alimentos sólidos en la alimentación del bebé es un buen momento para ofrecer el pecho con menos frecuencia y así, aumentar tus posibilidades de concebir.

Sí al destete nocturno

El regreso de la regla (y, consecuentemente, las posibilidades de volver a concebir) aumentan cuando dejas de dar el pecho por las noches. Por un lado, te beneficiarás espaciando las tomas. Pero además, es posible que tu bebé consiga dormir más horas seguidas, y gracias al descanso también mejorarás las posibilidades de volver a quedarte embarazada.

Ayúdate con un extractor

Si no quieres alimentar a tu hijo con fórmula, también puede servirte extraer tu leche con un artefacto y ofrecerla en biberón. Aparentemente, el hecho de dejar de poner al bebé al pecho tan a menudo puede ayudarte a ovular. Con el extractor de leche materna puedes seguir alimentando a tu bebé con tu propia leche, si bien deberás tener paciencia porque seguirá demandando tu pecho, al que está acostumbrado y le transmite seguridad y cariño además de alimento.

Me he quedado embarazada, ¿y ahora?

¡Enhorabuena! Si te has quedado embarazada y sigues dando el pecho a tu hijo mayor puedes hacerlo, a no ser que se trate de un embarazo de riesgo y tu médico te aconseje destetar. Muchas madres optan por la lactancia prolongada e incluso continúan amamantando al mayor cuando el nuevo bebé ha nacido (lo que se conoce como lactancia en tándem).

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: