Algunos posibles riesgos del parto en el agua » LetsFamily
parto en el agua

Algunos posibles riesgos del parto en el agua

La mayoría de los profesionales acuerdan en que las ventajas del parto en el agua para la mujer –relajación, posibilidad de moverse libremente y favorecer el descenso del bebé, una cierta analgesia natural- son óptimas si la inmersión se produce durante la etapa de la dilatación. Pero algunos sostienen que lo mejor es que el expulsivo y el alumbramiento (la salida del bebé, y la expulsión de la placenta, respectivamente) se produzcan ya fuera de la bañera.

No apto para embarazos de riesgo

El parto en el agua está desaconsejado en cualquier tipo de embarazo de riesgo –cuando la madre presenta tensión arterial alta, hay placenta baja, el bebé no se encuentra en la posición cefálica para nacer, cuando se trata de un parto múltiple, etc. Asimismo, si se sabe que el bebé requiere un monitoreo constante, o bien de atención inmediata tras el nacimiento por tener alguna complicación, se debería optar por un parto tradicional.

Posibles riesgos para el bebé

Ha habido casos puntuales donde se han registrado complicaciones para los bebés, algunas de ellas muy graves. Por ejemplo, si bien no debería haber riesgo de ahogamiento debido a que el bebé nace con reflejo de inmersión (puesto que proviene del entorno acuático del saco amniótico), en algunos casos donde ha habido poca oxigenación o sufrimiento fetal este reflejo podría verse afectado. En el caso de que se produzca una ruptura del cordón umbilical, tanto el bebé como la madre pueden sufrir hemorragias que requieran de atención inmediata. Asimismo, existen registrados episodios de infecciones, que se dan en particular si el nacimiento no se produce en una bañera y en aguas con las condiciones óptimas de higiene, lo que es difícil de controlar en los partos domiciliarios.

Dificultades de visibilidad

Por último, la ventaja de que la bañera ofrece cierta privacidad e intimidad a la mujer, tiene como contrapartida que el parto resulta más difícil de asistir para los médicos y la matrona. En el caso de que optes por este tipo de nacimientos asegúrate de contar con profesionales que tengan amplia experiencia en partos en el agua.