Alimentos contra las molestias del embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

Náuseas, digestiones pesadas, estreñimiento… El embarazo va acompañado de algunas molestias que pueden resultar incómodas. Estos alimentos nos ayudan a llevarlas mejor.

La alimentación en el embarazo no solo gira alrededor de las necesidades nutricionales del bebé y la futura mamá, ni alrededor de las listas de alimentos prohibidos. Hay nutrientes que se convierten en nuestros aliados  por su capacidad para mejorar los síntomas más molestos.

Náuseas

Es la molestia por antonomasia del primer trimestre, aunque no todas las embarazadas lo sufren. Un buen remedio para suavizarlas son las infusiones de jengibre fresco. Además, si tu problema es que te despiertas con el estómago revuelto, se aconseja tener siempre en la mesilla de noche unos frutos secos (almendras, nueves, avellanas…) o unas galletas integrales para comer algo antes de levantarte por la mañana.

Acidez y ardor de estómago

La acidez y las digestiones pesadas son más habituales en el tercer  trimestre de embarazo, cuando el crecimiento del bebé hace que se reduzca el espacio para otros órganos en el cuerpo de la mujer y se comprima el estómago. Las hormonas tampoco ayudan, y el reflujo se convierte en algo habitual. Además de comer más a menudo y en cantidades más reducidas, se recomienda evitar las comidas grasas y los precocinados,  y las bebidas y comidas excitantes como té, café o chocolate. Si el ardor de estómago es un problema para ti,  elige las verduras cocidas, como calabaza, zanahoria, acelgas etc.

Estreñimiento

Otro caballo de batalla para muchas mujeres a lo largo de todo el embarazo. La mejor manera de luchar contra el estreñimiento es comer mucha fibra (cereales integrales, fruta y verdura fresca, legumbres) y, fundamental, hacer ejercicio. La media hora diaria de paseo tiene un efecto inmediato sobre esta complicación. Recuerda que el kiwi, la granada, los frutos del bosque y la naranja tienen un efecto laxante muy útil, y además están riquísimas.

Calambres

Son una molestia habitual en el segundo trimestre del embarazo. Una dieta rica en calcio y magnesio ayuda a prevenirlos. Y, ¿dónde están estos minerales? Pues el calcio lo encontramos en los lácteos, las sardinas y boquerones, las almendras y avellanas… el magnesio, por su parte, está presente también en los frutos secos, los caracoles, las legumbres, el plátano, el chocolate…

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
2

Average: 2 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados