Baby showers, el arte de festejar el embarazo » LetsFamily
baby shower celebrar embarazo

Baby showers, el arte de festejar el embarazo

Antiguamente las baby showers se organizaban precisamente para preparar a la futura madre dándole consejos sobre el cuidado del pequeño. Por eso lo habitual es que solo acudieran mujeres que ya eran madres, y en ellas, además de obsequiar al bebé con regalos, se explicaba a la embarazada cómo dar el pecho, cómo conseguir calmar al bebé si llora, cuánto debe dormir el recién nacido, cómo bañarlo…

En la actualidad este festejo ya no incluye esa parte, pero se mantiene la de los regalos. Y aunque no hay reglas escritas para la organización de este evento, lo cierto es que la mayoría comparten algunos puntos comunes:

  • Los encargados de la organización: aunque puede ser la propia madre la que convoque a familiares o amigos, generalmente es una amiga o un familiar muy cercano quien se encarga. En cualquier caso, nunca está de más preguntar a los propios padres por la lista de invitados que les gustaría tener por si se nos olvida alguien. También se puede sorprender a los padres con una fiesta sorpresa, y en ese caso lo mejor es consultar con los mejores amigos de los padres para que no se nos pase ningún nombre.
  • Lo hay que llevar: además del regalo, que puede consistir en cualquier cosa que creamos que va a ser de utilidad para los futuros padres, en muchas baby showers los invitados se ponen de acuerdo para llevar cada uno algo de comer, de forma que no se encargue solo una persona de preparar algo de picar para todos. La otra opción, si hay presupuesto para ello, es un pequeño catering.
  • Cuándo organizar la fiesta: no hay ninguna fecha fijada pero lo habitual es que se celebre al menos un mes antes de la fecha prevista para el parto, de forma que la futura madre pueda disfrutar de la fiesta sin las molestsias habituales de la recta final del embarazo. A partir del quinto o sexto mes de embarazo es el momento perfecto.
  • Actividades para los niños: si a la fiesta también acudirán niños siempre es buena idea tener algunas actividades preparadas para ellos de forma que se diviertan y al mismo tiempo los invitados adultos puedan charlar tranquilamente con los futuros padres.