Buscando un embarazo: tips emocionales para la pareja » LetsFamily

Buscando un embarazo: tips emocionales para la pareja

Entonces la pareja es el punto de partida, la compañía y el apoyo de esta aventura, pero cuando el embarazo tarda en llegar, siempre es una prueba para la relación.

Porque tener un hijo es un viaje de dos carriles, el compartido y el personal. Y no vivimos la espera de la misma manera, ni con los mismos ánimos, ni con las mismas emociones. De hecho, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) calcula que entre un 25% y un 65% de las personas que llegan a la reproducción asistida padecen algún síntoma psicológico significativo como ansiedad, estrés, culpabilidad o ira.

Y todos esos sentimientos negativos repercuten además en las posibilidades de alcanzar un embarazo. Según la Sociedad Americana de Infertilidad, las mujeres en tratamientos de reproducción asistida con niveles altos de ansiedad ovulan un 20% menos, sus óvulos se fecundan un 30% menos y tienen un 20% de posibilidades más de aborto. Por eso el apoyo psicológico es fundamental en todos los tratamientos de fertilidad.

Si todavía no estáis ahí, estas claves os ayudarán a mantener la calma:

1.-Asistir a una consulta preconcepcional

Una vez tomada la decisión de tener un hijo, es aconsejable comentárselo a nuestro médico. El objetivo de esta consulta es aumentar las posibilidades de un embarazo sano. El médico evaluará nuestra situación, nos recetará suplementos de ácido fólico, yodo y hierro y nos dará recomendaciones sobre hábitos saludables. Para la relación de pareja es también una forma de “ponerse en marcha” y comprometerse con este proyecto común.

2.- Dar tiempo al tiempo

El 85% de las parejas jóvenes sanas que tienen relaciones frecuentes sin anticonceptivos consiguen un embarazo en un plazo de un año. Este margen es el que la medicina considera normal, así que no tiene sentido disgustarse a los dos meses si aún no tenéis buenas noticias. Si tenéis más edad, podéis consultar al especialista pasados seis meses.

3.- No obsesionarse con los días fértiles

Si queremos obtener un embarazo, es normal que intentemos tener relaciones sexuales en nuestros días fértiles, es decir, aquellos en los que la mujer está ovulando, que suelen coincidir con los días centrales del ciclo, 14 o 15 días después del primer día de menstruación, aunque no todos los ciclos son tan regulares. Pero los ginecólogos recomiendan intentar mantener la actividad sexual habitual, sin hacer girar el mundo alrededor del calendario, el control del flujo, la temperatura basal y los tests de ovulación.

4.- No obsesionarse con la frecuencia de las relaciones sexuales

Respecto a la calidad del semen, los expertos en fertilidad suelen recomendar una abstinencia de entre dos y cinco días para conseguir las condiciones óptimas de cantidad y calidad de espermatozoides. Con más de siete días de abstinencia aumenta el número de espermatozoides pero disminuye su calidad, y con eyaculaciones diarias disminuye la cantidad, aunque los estudios apuntan a que no es tan determinante. Los hábitos de vida y la genética influyen mucho más en estos parámetros.

5.-Comunicación amorosa

Es fundamental compartir con la pareja cómo nos sentimos, charlar de nuestras expectativas y nuestros nervios, intercambiar información, pero también dejar al otro espacio para que exprese sus emociones, respetarlas si no coinciden con las nuestras y arroparle en sus sentimientos. No tiene sentido culpabilizar al otro ni culpabilizarnos nosotros, ni esperar que el otro viva la situación de la misma manera que tú.

6.- Mantener otros focos de atención

Sí, tener un hijo es un paso vital enorme, pero compartís muchas otras cosas, no las descuidéis ni les quitéis importancia. Convertir la búsqueda del embarazo en el único tema de conversación solo genera ansiedad. Cuidad vuestras aficiones comunes, vuestras amistades, los planes compartidos y esas rutinas de pareja que tanto disfrutáis.

 

Una canastilla gratis para tu bebé