Café y té durante el embarazo » LetsFamily
Café y té en el embarazo

Café y té durante el embarazo

Una de las preguntas clásicas de las futuras mamás durante el embarazo es la de “¿puedo tomar café o té estando embarazada?”. Hoy queremos arrojar un poco de luz ante esta eterna cuestión, ya que no hay respuestas en blanco o negro. Como en casi todo lo relacionado con la alimentación durante el embarazo, la clave está en el equilibrio, la mesura y el sentido común.

El exceso de cafeína o teína durante el embarazo no es bueno para el bebé, si bien tampoco para la madre. En este sentido, los excitantes como el café y la teína son un ‘mal necesario’ de nuestra sociedad. Tanto esperando un hijo/a como no estando embarazada el café no es la bebida más recomendable para nuestro organismo.

Si eres de esas personas que no puedes vivir sin el café, la medida ‘segura’ que se puede tomar durante la gestación equivale, según los expertos, a unos 200 mg diarios. Esto equivale, grosso modo, a unas tres tacitas pequeñas al día. Nosotros te recomendamos que la ingesta diaria de café durante el embarazo sea incluso menor de esa cantidad.

Determinados tés, como el de hojas de salvia, pueden tener efectos nocivos y favorecer el parto espontáneo. Otros contienen elevadas concentraciones de teína, excitante al igual que la cafeína, que puede alterar tu sueño, así como afectar al bebé.

En este sentido son más recomendables infusiones como el té verde, el té negro, de rooibos o de jazmín. Eso sí, te recomendamos que no te excedas en tu ingesta de ninguna de estas opciones.

Puedes probar a sustituir una de esas dos tacitas de café diarias (como máximo) que te mencionábamos antes por un té de rooibos o te verde. Nunca te pases de las dos tazas diarias de ambas bebidas y, en caso de que no sientas la necesidad, intenta reducir su ingesta a la mínima expresión.

Tu salud y la de tu bebé te agradecerán que hagas el esfuerzo de minimizar tu consumo de cafeína.