¿Cómo ayuda la respiración en el parto? » LetsFamily

¿Cómo ayuda la respiración en el parto?

  • Respiración abdominal. Los especialistas aconsejan practicar los distintos tipos de respiración a lo largo del embarazo para que cuando llegue la hora ya tengamos algo de práctica. Uno de ellos es la respiración con el vientre, que consiste en inhalar profundamente por la nariz mientras el aire llena tu vientre y este va expandiéndose. Una vez que hayas inhalado todo el aire, mantenlo por unos segundos antes de expulsarlo profundamente. Este tipo de respiración, que suele tener el efecto de calmarnos, es perfecto para el inicio del trabajo de parto, cuando todavía las contracciones no son tan seguidas ni fuertes.
  • Respiración corta y fuerte. Cuando el dolor se haga más intenso en las contracciones, expulsar el aire en respiraciones cortas e intensas, como si fueran jadeos fuertes, es una buena opción. De esa forma te concentrarás en la respiración y ayudarás a que tu cuerpo se prepare para el gran momento. Puedes llevarla a cabo tanto de pie como en la posición del gato.
  • Respiración en la fase de expulsión. Ya falta poco para ver la cara del bebé pero aún hay que hacer un esfuerzo más, y seguramente será doloroso. Por eso en esta etapa puede ayudar que expires al ritmo de la contracción, de forma que empujes hacia abajo con los músculos de tu vientre.
  • Respiración postparto. Aunque ya ha pasado lo más duro, todavía queda expulsar la placenta. En este punto lo más aconsejable es que sigas concentrándote en la respiración pero eligiendo la que te resulte más cómoda: bien la respiración abdominal bien la respiración corta como en jadeos bien la respiración torácica.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Una canastilla gratis para tu bebé