Cómo mantener una dieta saludable durante las Fiestas

Comentar: (0)

Compartir:

Uno de los pilares para tener un embarazo saludable es la dieta. Si bien no siempre es sencillo cuidarse con las comidas durante los nueve meses, el desafío puede ser aún mayor en diciembre, donde abundan los manjares navideños y corremos el riesgo de darnos un atracón, perder la línea o sentirnos mal. Pero aquí te dejamos algunos consejos para que cuides tu alimentación en el embarazo también durante las fiestas.

El agua, gran aliada

Es importante mantenerte bien hidratada durante el embarazo, incluso en los meses de invierno. Pero además, el beber mucha agua puede ayudarte a moderar tu apetito y a comer menores cantidades de alimentos. Prueba beber un vaso de agua antes de cenar, lo que te dará sensación de saciedad y hará que comas menos. Por supuesto, a la hora de brindar no tienes por qué restringirte al agua: puedes hacerlo con jugo de frutas, limonada o incluso algunos deliciosos cocteles sin alcohol.

Mejor a la plancha o al horno

Si te toca planificar el plato principal, procura evitar las frituras a toda costa. Puedes preparar cualquier clase de carne al horno o a la plancha, que quedará sabroso y mucho más liviano. Agrega siempre alguna opción de verduras para las guarniciones.

Alimentos que debes evitar

Como en todo el embarazo, durante las fiestas debes abstenerte de los embutidos, los quesos blandos, las carnes que no están completamente cocidas, los aderezos con huevo crudo y, en lo posible, también las verduras crudas a no ser que hayan sido cuidadosamente lavadas.

Modera tus porciones

Como la variedad de manjares en una misma mesa suele ser muy grande, solemos tentarnos y comer de más. Por eso, una buena clave para disfrutar de la comida durante las fiestas sin excederse es servirse un poco de todo, pero utilizando siempre un plato pequeño, y con la condición de no repetir.

Disfruta de la fiesta

Tal vez el consejo más importante para que las fiestas no se suban a la báscula, especialmente cuando estás embarazada y debes vigilar tu aumento de peso, es quitarle importancia a la comida. Para ello, procura centrar tu atención y tu disfrute en otros aspectos de las fiestas: la compañía de tus seres queridos, los villancicos navideños, el entusiasmo de los niños mientras esperan la llegada de Papá Noel, la expresión de alegría de tus seres queridos al abrir los obsequios que has elegido para ellos. Imagina también que en las próximas Navidades tendrás el mejor de los motivos para ser feliz: ¡tu bebé en brazos!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados