Cómo recuperar el suelo pélvico tras el parto

Comentar: (0)

Compartir:

Cómo recuperar el suelo pélvico tras el parto

Después del parto los cambios físicos son evidentes para los demás, nuestro cuerpo ha cambiado y tardará unos cuantos meses en volver a la normalidad de antes del embarazo.

 Sin embargo, hay otros cambios que no se aprecian a simple vista pero que debemos prestar incluso más atención que a los físicos. Nuestro suelo pélvico ha sufrido un gran estrés durante el tiempo que dura la gestación y también por el momento del nacimiento, especialmente si es vaginal, dejando como secuelas principales la incontinencia urinaria o fecal temporal, y dolores en la zona pélvica.

Un sistema de ligamentos mantiene bien sujeta nuestra vejiga, útero y recto pero ya vemos que cuando se gesta un bebé, toda la zona interior debe “trasladarse” para hacerle hueco, por lo que se ven bastante afectados. Pero no es reversible, podemos hacer una serie de ejercicios para fortalecerlo y también existen juguetes que podemos utilizar si nos resulta más cómodo.

¿Qué ejercicios podemos realizar?

Los ejercicios más conocidos son, sin duda, los de Kegel.  La mayor ventaja que ofrecen es que son muy fáciles de hacer en cualquier parte, y pueden empezar a realizarse durante el embarazo para fortalecer la zona. Se trata de contraer los músculos del suelo pélvico durante unos 10 segundos, soltar y volver a contraer. Con 5 o 10 minutos al día es suficiente, y en el momento de orinar podemos aguantar unos pocos segundos para identificarlos y ejercitarlos con más precisión.

Los abdominales hipopresivos se han puesto muy de moda en los últimos años por sus beneficios en el fortalecimiento del suelo pélvico. Los músculos no sufren, se realizan sin necesidad de ningún material, solo con control de la respiración, y se mejora considerablemente el tono y su función en el organismo. Lo mejor para realizarlos correctamente es apuntarse a alguna clase donde un instructor nos enseñe a respirar y contener la apnea necesaria de forma correcta. Además de otras prácticas muy divertidas como el yoga o la danza del vientre, que también han demostrados su eficacia para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Juguetes recomendados para complementar los ejercicios

Las bolas chinas son unas de las más utilizadas. Se trata de dos pequeñas bolas que, a su vez, tienen dos bolitas pequeñas más en su interior. Se colocan en el interior de la vagina y simplemente tenemos que evitar que se salgan, es como unos ejercicios de Kegel pero de forma continuada, para lo cual tenemos que movernos, no sirven de nada si nos las ponemos y nos sentamos. Con ellas se mejora considerablemente el tono muscular, sin necesidad de realizar ninguna contracción voluntaria. La bolita del interior estimula las fibras musculares y aumentan la irrigación sanguínea. Podemos, además, realizar el ejercicio de Kegel al mismo tiempo, de este modo, estaremos entrenando tanto el tono como al fuerza muscular.

Por otro lado, los conos vaginales también son otro de los juguetes más utilizados. La diferencia con las bolas chinas es su forma cónica, de tamaño más reducido pero cuya funcionalidad es más o menos la misma. Se introducen como un tampón, y por la fuerza de la gravedad se irán cayendo. Los músculos del suelo pélvico de forma inconsciente tratarán de evitarlo, y ahí es donde está la clave del ejercicio. Casi sin darnos cuenta estaremos fortaleciendo toda la musculatura del suelo pélvico al evitar que se nos caiga. Hay de distintos pesos para ir subiendo de nivel según vayamos ganando fuerza y se recomienda utilizarlas de 10 a 15 minutos durante unas 6 u 8 semanas para notar buenos resultados.

Y, como la tecnología siempre va un paso más allá, también existen en el mercado conos con vibrador que funcionan como si fueran un “entrenador personal”, es decir, detecta la fuerza de tu suelo pélvico y te ayuda a realizar los ejercicios en función de ésta. Se trata de un cono de silicona que vibra suavemente para que contraigas y no se caiga, creando diferentes rutinas que van subiendo de nivel conforme vas ganando fuerza y tono muscular.

Todos estos juguetes y ejercicios nos ayudarán a recuperar el suelo pélvico, evitar pérdidas incómodas y mantener todo “en su sitio” tanto en el embarazo y la lactancia como al realizar deporte o en la menopausia. Son grandes aliados para las mujeres de cualquier edad.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados