Cómo usar una prueba de embarazo correctamente

Comentar: (0)

Compartir:

cómo usar prueba de embarazo

No todas las mujeres saben cómo usar prueba de embarazo y si es tu caso, te invitamos a que sigas leyendo este artículo. Queremos compartir contigo la forma correcta para hacerlo y que te asegures si estás o no estás embarazada.

Hay que decir que las pruebas de embarazo caseras tienen la capacidad de detectar la presencia de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (hCG) en la orina de la mujer. Esta hormona solo se da en las mujeres que están embarazadas, por lo que el índice de fiabilidad de los test de embarazo es bastante alto

Cómo se usa un test de embarazo

En el mercado podrás encontrar un gran número de pruebas de embarazo diferentes, las cuales se basan todas en la detección de la hormona hCG en tu orina. En lo que hay que fijarse es en la fecha de caducidad de la prueba, aunque es muy poco probable que se venda caducada, pero lo mejor es asegurarse.

Los expertos recomiendan que hay que esperar al menos un día después de notar que no ha venido el periodo, aunque siempre es mejor esperar incluso hasta una semana. Debe recordarse que los niveles de hCG aumentan muy rápido en las mujeres, por lo que esperar es la mejor forma de asegurarse.

Antes de comenzar la prueba hay que lavarse bien las manos y retirar con precaución el dispositivo de su envoltorio. Siéntate en el inodoro y orina sobre el dispositivo o si lo prefieres en un pequeño recipiente que suele venir con algunas pruebas de embarazo. Se aconseja tomar la muestra de la mitad de la orina, por lo que antes hay que orinar antes de recolectar la micción en el recipiente.

Una vez humedecida la zona, hay que esperar el tiempo necesario para que el test de embarazo de los resultados. Normalmente suele durar de 1 a 5 minutos, aunque hay otras pruebas en las que habrá que esperar hasta 10 minutos aproximadamente..

Errores comunes en la utilización del test de embarazo

Dentro de los errores más comunes se encuentran:

  • Hacerla demasiado rápido por la prisa y esperar poco tiempo antes de una semana de retraso en la menstruación.
  • Poner más orina de la necesaria en el test. Si se pone demasiada orina, la tira reactiva puede dejar de funcionar.
  • Usar una prueba de embarazo que hayas comprado hace tiempo. Estos productos deben ser comprados y utilizados en muy poco tiempo. El paso del tiempo puede alterar el test.
  • No fiarse de los resultados obtenidos. Los resultados tienen un alto índice de fiabilidad pero si no te fías, lo mejor es una prueba de sangre, que te verificará si estás o no embarazada.
  • Otro error es no haber tenido en cuenta la fecha del periodo, independientemente de si es regular o irregular. Debes tener presente la fecha de inicio y final de la menstruación. Con ello evitarás asustarte cuando no te haya bajado.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies