Consejos o imposiciones

Comentar: (0)

Compartir:

En el embarazo como en la vida todo es una contradicción, al final el exceso de información puede liarte más que otra cosa. Desde ese mismo instante en el que te quedas embarazada  y empiezas a informarte o leer sobre el tema desconocido hasta el momento de la crianza, empiezas a descubrir miles de estudios que se han realizado y miles de expertos que hablan sobre este tema, pero ninguno se pone de acuerdo.

Un ejemplo, es saber qué debes hacer a la hora de dormir con el bebé, mientras algunas fuentes dicen que el cohecho es la mejor opción porque así refuerzas el vínculo con tu hijo y le aportas mayor autoestima, otros comentan que el dormir con el bebé es contraindicado tanto para la pareja como para el bebé y que dejarlo llorar en algunas ocasiones hasta que se quede dormido lo que hace es que el bebé aprenda dónde debe dormir y cómo.

Y todo esto, se complica aún más si pides consejos a tu madre o tu suegra sobre cómo tienes que criar al bebé, cada una tiene un criterio de cómo le cambió los pañales o cuando empezó a darle un alimento u otro.

Tanto a la hora de comer, como a la hora de darle el pecho, qué ropa debe de llevar el bebé o por qué llora, o cómo debes bañarlo, puede ser un tema de discusión y de conflicto si existen muchas personas alrededor de la madre y el bebé.

Está claro que se hace para ayudar y que lo que pretenden es dar un consejo, pero todo esto puede producir un estrés a la madre y peor aún, que ésta se sienta como que no lo hace bien.

Apoyar y dar ayuda cuando alguien la pide es bueno, pero la mujer cuando tiene a su bebé en brazos por primera vez se siente desorientada y perdida, ya que es como su primer día de trabajo, pero es necesario que ella sea la que tome las decisiones que crea convenientes para el bienestar de su bebé, porque de esta forma esa unión será cuando se produzca y al final ella será capaz de ver lo que a su bebé le hace feliz.

Es verdad que los abuelos, los libros, las matronas y otras madres pueden ayudar y asesorar en un momento determinado, y es verdad que en el caso de los abuelos ayudan mucho, pero en ocasiones y sin maldad alguna, se intercambian los papeles y los abuelos impulsados por el amor que les mueve pueden adoptar figuras paternas haciendo sentir a la madre desplazada.

Nadie mejor que una madre sabe lo que es mejor para su bebé y una de las fórmulas más efectivas para desarrollar bien la tarea de ser madre es la más antigua de todas, estar con él, estudiarlo y poco a poco ir conociendo a ese nuevo ser que ha venido para quedarse.

Paciencia, amor, dedicación y constancia son buenas para todas las actividades diarias de nuestra vida y necesarias para la labor más importante la de ser madre.

Artículo ofrecido por Ecox4D
"http://www.ecox4d.com/"

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados