Principales críticas a la figura de las doulas » LetsFamily
Críticas a las doulas

Críticas a la figura de las doulas

Hace un tiempo, un informe realizado por el Consejo General de Enfermería las puso en el ojo de la tormenta, y de todas partes parecieron alzarse voces, tanto vilipendiando a las doulas como defendiendo su labor. Aquí exponemos brevemente cuáles son las principales críticas que se les hacen, que las doulas sostienen que se basan en el desconocimiento de su función, más allá de casos puntuales que puedan existir.

“Intrusismo”

Es la principal crítica que se les hace por parte de médicos, enfermeras y matronas, quienes observan con preocupación cómo la figura de las doulas parecería suplantar el acompañamiento durante el parto y la atención que normalmente debe ser brindada por profesionales de la salud. Las doulas se defienden sosteniendo que el de ellas es un sostén espiritual, y de que de ningún modo suplen la atención y los controles médicos.

“Falta de regulación profesional”

En España, las doulas no están avaladas por un consejo académico ni reconocidas oficialmente, como sí lo están las matronas. Por eso se las critica diciendo que, básicamente, cualquiera puede ser doula, y que es muy peligroso que su palabra respecto de la atención en el embarazo, las prácticas durante el parto o los cuidados del bebé se ponga al mismo nivel que la de los profesionales de la salud.

 “Riesgo para la salud”

Ha habido denuncias por parte de médicos y de matronas que sostienen que alguna doula puso en riesgo la vida de la paciente al intentar disuadirla de tener una cesárea u otro procedimiento de emergencia. Las doulas se defienden diciendo que su función únicamente es brindar información a las madres, que la decisión final debe ser de ellas.

“Todo un negocio”

Debido a que el curso para convertirse en doula cuesta cerca de 2000 euros, y que una doula puede facturar honorarios (que después no son declarados a Seguridad Social) otro de los ejes de la polémica pone el foco en el dinero. Por su parte, los grupos de doulas reclaman desde hace tiempo una regulación que todavía no llega, que permitiría unificar criterios en cuanto honorarios y demás.

No faltan también los profesionales de la salud que reconocen las virtudes para las mujeres de contar con el sostén y la presencia de una doula durante el embarazo, el parto y el postparto. Y admiten, a su vez, que la doula ha pasado a llenar el hueco dejado por la medicalización del nacimiento, la falta de personal y el trato hacia las embarazadas, que muchas veces es menos humano de lo que sería deseable en un momento tan crucial como es la llegada de una nueva vida al mundo.