Dar a luz sin saber del embarazo » LetsFamily
embarazo
Embarazo desconocido

Dar a luz sin saber del embarazo

Así como es posible atravesar un embarazo sin experimentar la mayoría de los típicos síntomas, también existen algunos casos en los que la mujer no llega a enterarse de su estado hasta el mismísimo momento en que se pone de parto. Por supuesto que estamos hablando de casos excepcionales, que suelen salir en los periódicos por lo insólitos que son.

¿Dónde están los síntomas?

Para llegar a la sala de partos sin antes haberse percatado de su estado, una mujer tiene que haber pasado por alto una infinidad de señales, que van desde la ausencia del período hasta el notable aumento de peso. Si bien existen algunos casos en los que se produce un leve sangrado durante el embarazo que puede confundirse con la menstruación, también debería ocurrir que la mujer confundiera con gases o molestias digestivas los cada vez más notorios movimientos del bebé. Esto a veces ocurre cuando la placenta está ubicada en la parte delantera del útero.

¿Y dónde está la barriga?

A veces la barriga de embarazo no aparece hasta los 5 o 6 meses. Sin embargo, lo más probable en estos casos de “embarazos relámpago”, donde la existencia del bebé se descubre cuando está a punto de nacer, es que la mujer en cuestión sea obesa. No solamente queda más disimulada la tripa sino que además, los tejidos adiposos acumulados le impiden sentir con claridad los movimientos del bebé.

Quiénes lo padecen con más frecuencia y por qué

Aquí, “frecuencia” es algo relativo, ya que hemos visto que son casos tan excepcionales que llegan a ser noticia e incluso han sido eje de la serie documental “No sabía que estaba embarazada”. Estos casos suelen darse en mujeres de más de 40 años, ya con familia, que no contemplan la posibilidad de tener más hijos, y en quienes la ausencia del período puede confundirse con la menopausia.

Los partos sin aviso también ocurren en chicas adolescentes o muy jóvenes que no se sienten preparadas para tener un bebé y que desconocen o pasan por alto los principales síntomas. Esto es lo que, también en televisión pero en este caso en una serie de ficción, ocurre con un personaje de la premiada serie Mad Men. De hecho, muchos profesionales creen que es imposible que una mujer llegue al parto sin saber de su estado a no ser que exista algún motivo subconsciente para “negar” el embarazo.

Sin embargo, la mayoría de las historias que aparecen en las noticias tienen un final feliz: la nueva mamá enseguida se conecta con ese bebé inesperado y lo recibe como lo que es, un verdadero regalo sorpresa de la vida.