Diferencias entre ansiedad y depresión postparto

letsfamily -
02/08/2022 - Tiempo de lectura 6 mins
depresion postparto

Este artículo trata de:

Depresión postparto
Ansiedad postparto

Después del nacimiento de tu bebé te sientes triste y con ganas de llorar. ¿Por qué te pasa eso si tendrías que estar alegre por empezar una etapa que debería ser la más feliz de tu vida? No te preocupes, es algo normal, de hecho, la depresión postparto afecta al 15% de las mujeres que acaban de ser madres y es el trastorno mental más conocido de los muchos que pueden aparecer después del nacimiento de un bebé. No menos frecuente es la ansiedad postparto, que afecta hasta a una de cada diez mujeres. En este artículo profundizaremos en la depresión postparto (síntomas, factores de riesgo, consejos para superarla…) y dedicaremos un espacio para reconocer cómo es la ansiedad postparto y la diferencia entre ansiedad y depresión postparto.

Un primer acercamiento a la depresión postparto

La depresión post parto puede empezar con sentimientos de tristeza, aislamiento, soledad o agotamiento. Las tareas cotidianas pierden sentido para ti, e incluso te sientes incapaz de cuidar a tu bebé.

Si bien puedes sentir deseos de ocultar tu tristeza debido a la presión social que sientes que recae sobre ti (“tienes un hijo maravilloso, ¡deberías sentirte feliz y agradecida!”), no eres ni por asomo la única mujer en sentirse así después de convertirse en mamá. Y eso no te convierte en una mala madre.

La depresión postparto, según los especialistas, puede tener, no sólo una intensidad variable, sino una duración impredecible. Normalmente, las mujeres que acaban de dar a luz experimentan estos síntomas de tristeza durante los diez o doce días posteriores al alumbramiento, lo que en términos anglosajones se conoce como baby blues. No obstante, ese decaimiento y falta de energía puede prolongarse durante meses, incluso hasta un año.

Factores de riesgo y síntomas de la depresión post parto

¿Cuáles son los síntomas que te avisarán de qué puedes sufrir depresión postparto y cuáles son los factores de riesgo que pueden contribuir a su aparición?

Factores de riesgo de la depresión postparto

Existen ciertos factores de riesgo asociados a la depresión postparto. Pasamos a contarte algunas causas que pueden contribuir a su aparición.

Antecedentes de depresión: La depresión postparto se da con más frecuencia en mujeres que han padecido alguna vez un cuadro de depresión o de ansiedad. De la misma manera, también parece que la herencia juega un papel preponderante: hay mayores posibilidades de desarrollar la depresión postparto si los padres han sufrido depresión.

Las características del embarazo, el parto y la crianza: Las mujeres con depresión postparto suelen ser muy autoexigentes y les cuesta aceptar situaciones que no se adapten a sus expectativas previas. Por ello, factores como haber tenido un embarazo no deseado, un embarazo múltiple o haber padecido complicaciones durante el mismo, que el parto no se haya desarrollado según lo esperado… todo ello influye en la posibilidad de padecer depresión más adelante. También cuenta como factor de riesgo el embarazo producto de un tratamiento de fertilización asistida, por el estrés que conlleva.

En cuanto a factores que surgen durante los meses posteriores al parto cabe mencionar:

  • Sentirse desbordada por las demandas del bebé
  • Falta de sueño que a veces se prolonga por meses
  • Dificultades asociadas a la lactancia materna.

En este sentido, es clave para las nuevas madres el flexibilizarse y bajar las expectativas: la maternidad no es fácil y no se puede pretender tener todo bajo control.

Entorno familiar: La falta de apoyo de la familia de origen frente al embarazo, el no contar con ayuda material y afectiva para hacerse cargo del bebé, una mala relación con la pareja (o directamente no tener al padre del niño involucrado en su crianza), son otros factores que predisponen a la depresión.

Acontecimientos externos: Los problemas económicos (por ejemplo, el miedo a quedarse sin empleo en una coyuntura difícil), los cambios como una mudanza o una separación, o la pérdida de un ser querido durante el embarazo, son factores que desestabilizan y que pueden influir en la aparición de la enfermedad.

Si te identificas con uno o más de estos factores, lo mejor es estar atenta y pedir ayuda ante cualquier síntoma que pueda surgir.

Síntomas más comunes

En cuanto a los síntomas, los más comunes de la depresión postparto son:

  • Tristeza
  • Llantos repentinos
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Fatiga, pereza e insomnio en el postparto
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de concentración o dificultades para concentrarse
  • Pérdida de interés en actividades que antes resultaban agradables (como el sexo)
  • Déficit de fuerza
Ansiedad y depresion postparto

Cómo evitar la depresión postparto y consejos para superarla

Una vez que hemos conocido los síntomas y los factores de riesgo de la depresión postparto, es importante saber con prevenirla y qué hacer para superarla.

Cómo prevenir la depresión post parto

Aunque como hemos visto, la depresión postparto es bastante común, hay algunas cosas que pueden ayudar a prevenir la depresión post parto como:

No te aísles: Con frecuencia los primeros meses después de dar a luz pasamos mucho tiempo en casa. No trabajar fuera del hogar y dedicar muchas horas al cuidado de un bebé puede hacernos sentir muy solas. Lo mejor es reservar tiempo para salir, aunque solo sea a caminar al aire libre con el bebé en su carrito. Relacionarse con otras mamás en grupos de apoyo, sacar tiempo para tomar un café junto a tu pareja o amigos, salir sola a dar un paseo o hacer ejercicio, siquiera una vez a la semana, pueden servir para prevenir los sentimientos negativos.

Aliméntate y descansa: ¿Sientes que desde que nació tu bebé no tienes tiempo de sentarte a comer? No descuides tu alimentación, ya que es fundamental, especialmente si estás dando el pecho. Procura no saltarte las comidas principales y seguir una dieta equilibrada. Por otro lado, la falta de sueño es un aliciente para la depresión: procura descansar cuando el bebé descansa, no te satures con tareas domésticas y baja tus expectativas respecto al orden de la casa.

Acude a un profesional: Si detectas síntomas de depresión (como insomnio, agobio, sentirse incapaz de cuidar al bebé, o incluso tener fantasías de escape) no los dejes pasar. No permitas que la depresión se instale en tu vida. Acude a un profesional que seguramente te brindará las herramientas para superar cuanto antes tu malestar. También se recomienda que hagas una consulta si has padecido depresión en el pasado, para prevenir una recaída después del parto.

No aislarte, seguir una dieta equilibrada, descansar todo lo que puedas y acudir a un profesional si aparecen síntomas de depresión son algunas de las cosas que puedes poner en marcha para intentar prevenir la depresión postparto

Cómo superar la depresión post parto

Es importante que pongas en palabras lo que te pasa, que te apoyes en tu pareja, en tus amigos y tu familia. Estos son algunos consejos para superar la depresión postparto:

  • Descansa y duerme todo lo que puedas: Practicar técnicas de relajación y meditación pueden ayudarte a pasar el día más tranquila.
  • Pide apoyo: No tengas miedo de pedir ayuda para realizar las tareas y cuidar del bebé. No eres una superwoman, no te exijas demasiado.
  • Reserva unos minutos en el día para ti: Ve al gimnasio, sal con una amiga, ve de compras, haz el amor con tu pareja…
  • Haz actividad física regularmente: Una vez recuperada del parto, te ayudará a controlar la ansiedad.
  • No descuides tu aspecto físico: Verte bien por fuera te ayudará a sentirte mejor contigo misma.
  • No tengas miedo de expresar tus sentimientos y exteriorizar lo que te está ocurriendo: Hablar con otras mamás que han pasado por lo mismo te ayudará a comprender y superar este momento.
Superar ansiedad y depresion postparto

La menos conocida ansiedad posparto

Por lo general, la ansiedad postparto es menos conocida que las depresiones postparto. Sigue leyendo porque te damos una serie de pistas que pueden ayudarte a reconocerla:

  • En lugar de sentirte desanimada, tal vez te sientas permanentemente preocupada, con temor a que algo pueda ocurrirle a tu bebé.
  • Compruebas una y otra vez que está bien abrigado, que respira bien, que no tiene fiebre.
  • Es posible que desarrolles algunas actividades compulsivas, como limpiar y esterilizar los utensilios del bebé una y otra vez.
  • Sientes que no puedes relajarte, que siempre tienes muchas cosas por hacer
  • Incluso si tu bebé duerme pacíficamente, te cuesta conciliar el sueño.
  • Sueles elaborar listas de cosas pendiente por hacer que te abruman.
  • Tal vez experimentes síntomas físicos como sudoraciones, palpitaciones o sofocos. En algunos casos también puedes sufrir ataques de pánico.

Ten en cuenta que la depresión y la ansiedad pueden superponerse, con lo cual es posible manifestar síntomas bien de una, bien de la otra.

Por último, tienes que ser consciente de que cualquiera que sea tu caso, no estás sola. Los trastornos postparto son muy comunes. Sin embargo, muchas veces se los esconde por vergüenza, como si manifestarlos o pedir ayuda expresara debilidad. Es muy importante que las madres que comienzan a sufrir sus síntomas no se callen, sino que puedan recibir apoyo y un eventual tratamiento para superar estas condiciones. Y es que, la depresión postparto puede tratarse y desaparecer progresivamente si se reciben la asistencia y el tratamiento adecuados.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos