El desarrollo del oído en el feto » LetsFamily
embarazo

El desarrollo del oído en el feto

¿Cuándo se forma el oído?

Antes de que la mujer sepa siquiera que está embarazada, las primeras células del futuro oído se van formando en el embrión. Durante el primer trimestre comienzan a ubicarse a los costados del cuello los que serán los pabellones auditivos, aunque les lleva varias semanas alcanzar su posición final. Alrededor de las ocho semanas de embarazo se forma el oído externo. Pero no es sino hasta las semanas 26 a 28 que el oído está plenamente desarrollado.

¿Qué escucha el bebé dentro de la barriga?

Los primeros sonidos que capta el feto son procesos internos del cuerpo de su mamá. El latido del corazón, por supuesto, pero también la circulación de la sangre o los procesos digestivos. Se calcula que esto ocurre tan pronto como a las 14 a 16 semanas de embarazo. Ya entrado el tercer trimestre, al feto comienzan a llegarle sonidos procedentes del exterior (si bien atenuados por las capas de piel y el líquido amniótico que lo envuelve). Puede escuchar voces –como si fuesen murmullos-, música y ruidos ambientales.

¿Cómo manifiesta el feto su sentido de la audición?

Por medio de las ecografías y de otros estudios se puede apreciar cómo el feto reacciona a diversos sonidos mediante el movimiento, la agitación de sus párpados y la frecuencia cardíaca. Las mamás que cursan el tercer trimestre de embarazo pueden dar testimonio de que en ocasiones sus bebés parecen sobresaltarse ante ruidos fuertes (como un claxon o una puerta al cerrarse de repente).

Se ha comprobado que los fetos diferencian la voz de su madre de las de otras mujeres, y que prefieren la música suave a las estridentes.

La importancia de cuidar el oído de tu bebé

Las personas tenemos un umbral de 100 decibelios por sobre el cual corremos el riesgo de dañar nuestros oídos. Si mientras estás embarazada trabajas en un entorno ruidoso, donde se escuchan frecuencias muy altas o a un volumen excesivo, te conviene solicitar un cambio de tareas para no arriesgarte a dañar el oído en formación de tu bebé.

De la misma manera, no se suele aconsejar la colocación de auriculares sobre la barriga: te arriesgas a no medir bien el volumen con el que la música le llega, o a perturbar sus ritmos naturales de sueño y vigilia. Si escuchas música ambiental en casa a un sonido razonable, y si esa música te relaja y te hace sentir bien, tu bebé ya estará recibiendo sus beneficios. De la misma manera, puedes hablarle y cantarle mientras aún esté en la barriga.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: