El embarazo — Lets Family

El embarazo

A lo mejor ya llevabas mucho tiempo intentando quedarte embarazada y disfrutas de los primeros meses de embarazo o estás llena de adrenalina, porque la noticia te cogió por sorpresa. Después del primer test de embarazo vuelves a la farmacia y compras otro – sólo para asegurarte. Quieres calcular inmediatamente la fecha posible de parto. Y tu alimentación ya empieza a cambiar: quizás comes al día dos croissants de chocolate, aunque normalmente evitas pasar por la panadería.

En esta fase es muy probable que tiendas a hacer cosas que normalmente nunca harías. El pensamiento en lo que está por venir te acompañará a partir de ahora durante los próximos meses – con sentimientos positivos y negativos.

Seguro que estarás emocionada porque vas a ser mamá y piensas en todo lo que te hace falta para cuando llegue el bebé y disfrutarás de las fases de bienestar. Pero también tendrás que enfrentarte a preocupaciones. ¿Podrás conciliar la familia con el trabajo? ¿Te llegará el dinero para llegar a final de mes, ahora que tienes que ocuparte de un bebé?. Sobre todo los futuros padres piensan al principio en todas estas cosas, mientras que a la madre le preocupan más las posibles complicaciones durante el embarazo. Por suerte normalmente lo positivo predomina y el embarazo se convierte en un tiempo muy feliz para los papás.

¡Vamos a ser papás! De repente te interesas por los carritos de los demás, te paras a mirar la ropa para bebés y te pasas el día acariciando tu barriguita, aunque desde fuera no se vea nada de lo que está pasando dentro de ti. Tu relación entra en una nueva fase y quizás ya estás pensando en el nombre que le vas a poner a tu niño.

¡Curiosidad! Las dudas se van concretando y cada día sientes más curiosidad. ¿Será una niña o un niño? ¿Empezaré a llorar durante el primer examen preventivo? ¿Y qué cambios experimentará mi cuerpo durante el embarazo?

¡Anunciar la buena noticia! Algunos padres quieren contárselo a todo el mundo y van llamando a un amigo tras otro para darle la buena noticia. Pero muchos esperan durante un tiempo antes de informar a su entorno para poder asimilar antes la noticia, sólo que mantenerlo todo en secreto no es tan fácil. ¿Cómo le explico a todo el mundo por qué estoy últimamente siempre tan feliz? ¿Cómo le explico a mis compañeros de trabajo durante una fiesta que hoy prefiero brindar con ellos con un vaso de zumo? ¿Y cuándo es el momento perfecto para decírselo a mis padres o hermanos?

¡Un mundo de emociones! Aparte de muchas cuestiones organizativas que le pasan a uno al principio por la cabeza aparecerán una y otra vez imágenes curiosas: Quizás te imaginas cómo va a ser el parto. Después te ves con ojeras acostada en el sofá después de pasar una noche de marcha. Estas escenas pasan por tu cabeza como si fueran escenas de una película que has visto hace tiempo. El comienzo de un embarazo para la mayoría de las personas implicadas es como un caos de sentimientos, que en el caso de la mujer seguramente tiene que ver mucho con los cambios hormonales que el cuerpo tiene que asimilar. Pero cuando empiece el malestar por las mañanas y las típicas molestias del embarazo o cuando planees las próximas vacaciones dependiendo de la fecha probable de parto, te darás cuenta que tu día tiene que volver a una rutina, una rutina diferente pero muy interesante.

¡Eres única! Tus conocidos te podrán informar sobre los siguientes temas: el deporte durante el embarazo, embarazos de riesgo, el parto o la lactancia. Te informarás sobre temas como el diagnóstico prenatal o la homeopatía y te informarás sobre los últimos días antes del parto y aún así tienes que tener clara una cosa: ¡Tu embarazo será diferentes a todos los demás! Por eso tienes que decidir tu misma qué es los mejor para ti y confiar más en tu instinto