El método Bradley para controlar el dolor durante el parto » LetsFamily
El método Bradley para controlar el dolor durante el parto

El método Bradley para controlar el dolor durante el parto

El sistema se llama así por su creador, el doctor Robert A. Bradley (1917-1998). La filosofía de este método se basa, fundamentalmente, en preparar a la pareja para confiar en sus instintos y transformarse en participantes informados en el proceso del parto.

El método Bradley también se conoce como «husband-coached childbirth«, que podría traducirse como “parto entrenado o asistido por el padre”, y su objetivo es evitar la medicación y el estrés. Tiene una marcada orientación, por tanto, hacia el parto natural, aunque también preparan a los padres para posibles complicaciones.

La idea es que con formación, preparación y un instructor de apoyo (el padre), la mayoría de las mujeres pueden dar a luz sin analgesia y sin cirugía. Mediante  educación prenatal, la participación del compañero y técnicas de relajación que se practican a diario antes del parto en pareja se persigue garantizar un nacimiento seguro con reducción del dolor y de la ansiedad.

Parto natural y el método

El Dr. Bradley vivió toda su juventud en una granja en Estados Unidos. Observó que los partos de los animales no se diferenciaban mucho de los de los humanos. Por eso creyó que podían llevarse a cabo con menos medicalización. Realizó las primeras pruebas con enfermeras embarazadas de su entorno y con el tiempo definió su propio método.

Para conseguir una buena preparación, la pareja debe asistir a 12 sesiones en las que se les enseña a controlar un parto sin complicaciones y con complicaciones de bajo riesgo, algo no habitual en otros métodos.

Según Bradley, las seis necesidades de la parturienta son: la relajación profunda, la respiración abdominal, la soledad en la tranquilidad, la comodidad física, la oscuridad y los ojos cerrados y la aparición del sueño.

El método insiste en la importancia de la alimentación en el embarazo y el ejercicio y enseña a practicar en pareja técnicas de relajación como la respiración profunda y concentrarse en puntos concretos para el momento del parto.

Cuando nace el bebé, este sistema propugna empezar con la lactancia materna inmediatamente y el contacto constante entre los padres y el bebé.

Algunas de estas medidas hoy en día se aplican en muchas maternidades, pero en su momento eran muy inusuales.