El papel del padre durante el embarazo » LetsFamily

El papel del padre durante el embarazo

Pero también puede convertirse en protagonista de la aventura que ya ha comenzado junto a su pareja, tomando un papel activo sin perder detalle de todo lo que ocurre. Es cierto que al no vivir en su propio cuerpo la gestación puede costarle un poco más implicarse y ser consciente de lo que está por llegar, pero cuanto más se involucre desde el primer momento, más sencillo le resultará ponerse en el lugar de su pareja, lo que le permitirá vivir ua experiencia única disfrutando del embarazo con todas las letras.

De esa forma, los miedos, inseguridades y preocupaciones que pasan por la cabeza de toda futura mamá serán más fáciles de afrontar, ya que hay con quien compartirlos. Y ejercer de padre desde el mismo momento en que se produce la concepción tiene una gran ventaja: la de ir cogiendo experiencia para cuando llegue el gran día y haya que poner en práctica la teoría. Aunque cada uno tiene su forma de participar en el embarazo, involucrarse en las siguientes actividades suele ayudar:

 

  • Acompañar a su pareja a todas las visitas médicas. Se trata de que el padre esté ahí desde el principio, y eso implica acudir a todas las visitas médicas para ver el feto en ecografías, escuchar cómo late su corazón, apuntar cuándo toca la siguiente visita, conocer las recomendaciones médicas… Aunque su pareja pueda acudir sola y contrale después lo que le han dicho, acudir con ella es una forma de implicarse más en el embarazo y ser partícipe de todo lo que está ocurriendo en el interior del útero.
  • Informarse. Leer revistas y libros sobre el desarrollo del feto, cómo se produce su evolución o qué es importante en cada etapa debería ser una tarea de ambos. Los textos especializados ofrecen información acerca de lo que está ocurriendo en el vientre materno, y cuanto más consciente se sea del paso a paso de esa aventura mejor preparado se estará para cuando llegue el momento de dar la bienvenida al bebé.
  • Clases de preparación al parto. El papel más evidente del futuro padre es el de servir de apoyo durante el parto, y prepararse para él es importante. Durante las clases de preparación al parto no sólo nos enseñarán a respirar y reconocer las distintas fases del parto. También nos darán información sobre los futuros cuidados del bebé, en los que el padre participará, por lo que es importante que esté ahi.
  • Hablar al bebé. Para la mayoría de las embarazadas resulta natural hablar de vez en cuando con el bebé porque notan su presencia constantemente a través de un movimiento o una patada. A los padres puede costarles un poco más, pero establecer una relación con el futuro bebé desde antes de su nacimiento es una buena manera de comenzar a ejercer. Acariciar la tripa, poner música pensando en él o contarle lo ilusionado que está por su llegada le acercará a su hijo. Además, el oído del feto se desarrolla con rapidez y la voz del padre, al ser más grave, será una de las que primero reconozca el niño cuando venga al mundo.

Preparar la logística. Hay que montar muebles, decorar la habitación, comprar el carrito… Y en todo eso, el padre puede echar más de una mano.

Una canastilla gratis para tu bebé