¿Se puede dar la vuelta a un bebé que viene de nalgas? » LetsFamily
Parto de nalgas

¿Viene el bebé de nalgas?

Por lo general, durante el tercer trimestre del embarazo, el bebé se coloca cabeza abajo preparándose para nacer. Como la cabeza es el punto más ancho del cuerpo, esta postura es la que garantiza que todo su cuerpo podrá atravesar sin problemas el canal de parto. Sin embargo, existen casos en los que el bebé sigue “cabeza arriba”, y es su culete o sus piecitos lo primero que saldría al nacer. Se habla de parto de nalgas o presentación podálica.

¿Por qué se produce el parto de nalgas?

Existen muchos motivos por los cuales un bebé puede no rotar cabeza abajo. A veces, simplemente porque está más cómodo en esa posición. Otras veces, porque hay más líquido amniótico de lo normal y el bebé continúa girándose incluso en las últimas etapas del embarazo. A veces influye el largo del cordón umbilical, o en un embarazo múltiple, alguno de los bebés viene en esa posición y el otro no.

¿Se puede dar la vuelta a un bebé que viene de nalgas?

Puedes hacer varios ejercicios caseros para ayudar a tu bebé a voltearse de cabeza. Algunas posturas de yoga, como la del gato, pueden favorecer la posición correcta. Nadar boca abajo, acostarse y elevar las piernas, y otros tantos trucos, no garantizan que el bebé vaya a acomodarse para el día del parto, pero pueden servir en algunos casos. Y al médico le queda una alternativa siempre y cuando tu embarazo no sea de riesgo: intentar una VCE, o versión cefálica externa.

¿En qué consiste la versión cefálica externa?

Se trata de un procedimiento que consiste en acomodar la posición del bebé presionando desde afuera del vientre. El médico debe palpar tu barriga hasta dar con la cabecita, y muy cuidadosamente intentar rotar al bebé para que se coloque en posición cefálica. A ti te anestesiarán localmente para que no sientas dolor.

Este procedimiento dura pocos minutos, y se realiza entre las semanas 35 y 37 de embarazo, por dos motivos: primero, porque para ese momento es difícil que el bebé se acomode por sí solo. Segundo, porque un posible riesgo de la VCE es que se termine desencadenando el parto. Y para ese entonces, el bebé está lo suficientemente maduro para que pueda llegar a nacer sin correr graves riesgos.

¿Es necesario ir a cesárea en caso de que el bebé venga de nalgas?

Si pese a todo el bebé sigue de nalgas, seguramente sí, se programe una cesárea. El parto vaginal de nalgas existe y es posible, en principio, si se trata de un bebé pequeño, de una madre con pelvis ancha y que ha dado a luz otros hijos, y el embarazo ha transcurrido con normalidad. Sin embargo, es un parto arriesgado: la cabeza del bebé puede atascarse en el canal de partos, existe el peligro de que se estrangule el cordón umbilical y al niño le llegue menos oxígeno.