El parto en la casa de partos » LetsFamily
parto en casa de partos

El parto en la casa de partos

Las casas de partos normalmente están gestionadas por matronas, por lo que el ambiente y la oferta de cuidados es muy parecida al parto en casa. La oferta de las casas de partos puede ser muy variada, normalmente tienen a tu disposición materiales de apoyo, mecedoras, cama de partos, dispositivos a los que te puedes agarrar, taburetes de partos, pelotas de gimnasia, bañeras …..todo aquello que facilite el movimiento y comodidad de la mujer. Los partos en estos establecimientos se desarrollan de una forma natural, bajo control pero sin intervencionismo técnico ni farmacológico, por lo que es habitual se te ofrezcan remedios alternativos al dolor no farmacológicos como las flores de Bach, masajes, aromaterapias, acupuntura, compresas o baños.

Por lo tanto, no se emplean medicamentos para alivio del dolor (analgésicos) ni medicamentos “estimulantes para el parto”, como la (oxitocina), salvo que un médico presente en la casa lo prescribiera de acuerdo con la evolución del parto y el consentimiento de la mujer. Las matronas de la casa de partos hablarán contigo y tu pareja antes de la fecha probable del parto sobre el nacimiento. Normalmente se habla sobre el desarrollo normal y el puerperio, pero también se hablará sobre los procedimientos en caso de emergencias y muchos otros temas. Para conocer mejor a la matrona que te acompañará durante el parto, normalmente se realizan las últimas revisiones preventivas del embarazo en la casa de partos. Normalmente una matrona será la que controlará el parto y otra matrona servirá de apoyo. En muy pocas casas de partos está presente también un obstetra.

En todas las casas de partos disponen de cardiotocografía continua (CTG), aparatos de oxígeno y otros equipos de seguridad necesarios para el parto, empleados en la llamada medicina convencional. Si hay un médico presente también se puede realizar en caso de necesidad un parto con fórceps o un parto con ventosa. Normalmente, en estos casos en los que se requiere intervención y no habiendo obstetra en la casa, se traslada a la madre al hospital más cercano, igual que en el caso de cualquier otra complicación durante el parto.

Las condiciones para poder optar a un parto en la casa de partos son entre otras, haber pasado el embarazo sin complicaciones, lo que denominamos “embarazo de bajo riesgo”; así quedan excluidas de esta elección, entre otras circunstancias, las mujeres cuyo niño se encuentre en presentación de nalgas, aquellas que tengan embarazos gemelares y las gestantes a las que se les haya diagnosticado una diabetes gestacional. Según la oferta, vuelves después de unas horas a casa o te puedes quedar unos días en la casa de partos. En algunos establecimientos es posible, pasar allí el puerperio después de un parto ambulatorio en el hospital. Da igual que hayas dado a luz en la casa de partos o en casa, tu matrona te visitará y te prestará ayuda durante el puerperio.

Las casas de partos ofrecen también sesiones informativas, en donde intentarán aclarar cualquier duda que tengas. Esta alternativa no está cubierta por el Sistema Nacional de Salud y el desembolso por los costes lo ha de hacer en su totalidad la mujer.

Actos informativos

Hay hospitales que organizan regularmente actos informativos para embarazadas y sus parejas en los que no sólo presentan las posibilidades clínicas para el parto, sino que también se pueden visitar los paritorios y la unidad de maternidad. Aquí podréis hacer preguntas haceros una primera idea de todo todas las instalaciones y sistemática de trabajo, indicadores de calidad etc. , aparte de conocer al personal encargado de tu asistencia en el futuro parto, matronas y médicos, junto con el personal auxiliar. En muchas de estas reuniones también están presentes los anestesistas y neonatólogos (pediatras) que forman junto a los ya mencionados, parto del equipo de asistencia a la maternidad.