El parto en posición de litotomía, el más habitual. » LetsFamily
parto en posición de litotomía

El parto en posición de litotomía

A lo largo de la historia, las mujeres de diferentes culturas han adoptado diversas posiciones para el momento de dar a luz. Algunas de ellas, verticales: se puede parir de pie, sentada o acuclillada. También existe la posición en cuadripedia, que es la que adoptan tantas hembras mamíferas. Sin embargo, en occidente hace poco más de un siglo comenzó a imponerse la posición ginecológica o de litotomía como si fuese la única alternativa viable. Esto se debe a que es la posición óptima para los médicos, la matrona y los demás asistentes del parto, que pueden monitorear continuamente al bebé y asistir ante cualquier necesidad de realizar un procedimiento. Además, previene hemorragias intensas y permite mantener mejores condiciones de asepsia.

Inconvenientes para la madre del parto en posición de litotomía

Esta postura puede ser ideal para los médicos, pero no lo es para las mujeres: para empezar, requiere de cierta inmovilidad que es contraria a la naturaleza, y que coloca a la mujer en una situación de pasividad y de dependencia para parir. La fuerza de gravedad no ayuda a acelerar el trabajo de parto, se hace más difícil empujar, y más doloroso: en más ocasiones se requiere de anestesia. Por otro lado, aumentan las posibles lesiones en el periné.

Inconvenientes para el bebé

El niño por nacer se ve obligado a salir hacia arriba, el parto se hace más largo y como hay más compresión venosa puede sufrir por la falta de oxígeno. La pelvis de la madre está más cerrada, lo que dificulta la salida del bebé y aumenta los casos de distocia de hombros. No es extraño que la imposición de esta posición en el parto haya conllevado un aumento en el índice de cesáreas.

Algunas alternativas

Antes de ingresar a la sala de partos, conversa con tu médico la posibilidad de dar a luz en alguna posición diferente. Alternativas como el sillón de partos te permiten aprovechar algunas ventajas del parto vertical, a la vez que continúan ofreciendo a los profesionales una buena visibilidad. Otra posibilidad es parir tumbada, pero de lado (en la posición conocida como SIMS). Esta última posición te permite prevenir algunas lesiones en el periné a la vez que resulta más cómoda.