El rol de la doula durante el embarazo » LetsFamily
doulas

El rol de la doula durante el embarazo

La palabra doula se utilizaba en griego para referirse a la esclava que acompañaba a la mujer embarazada. Ese sentido mutó, pero la doula conserva el sentido de mujer –que por lo general es madre ella misma – que ayuda a otra mujer que pronto se convertirá en madre. La doula tiene como principal función el acompañar y sostener emocionalmente a la embarazada, brindarle herramientas para controlar el dolor y, después del parto, asistirla con información sobre puericultura y crianza.

¿Quiénes pueden ser doulas?

La doula no necesariamente tiene una formación específica –aunque cada vez hay más cursos que brindan herramientas para mujeres que quieren convertirse en doulas. Lo más importante que tiene para transmitir es experiencia y conocimientos sobre los cambios físicos y emocionales que atraviesa toda embarazada. Brinda empatía, afecto y se relaciona muy estrechamente con ella para hacerla sentir verdaderamente sostenida y acompañada en cada etapa que le toca transitar, desde las diferentes etapas del embarazo hasta el parto, el postparto y la crianza.

Las doulas preparto

Se suele asociar la presencia de la doula al momento específico del parto. Sin embargo, su trabajo comienza ya durante el embarazo. Hay doulas que se orientan específicamente al acompañamiento de embarazadas de alto riesgo, o que por algún motivo tienen que hacer reposo. Pero cualquier embarazada puede beneficiarse de los conocimientos de una doula e ir preguntándole acerca de los cambios que le toca atravesar a medida que la barriga aumenta de tamaño.

Ventajas de conocer a tu doula durante el embarazo

Tal vez sientas que no necesitas de una doula mientras estés embarazada, pero lo cierto es que familiarizarte con ella varias semanas antes del parto hará que llegado ese momento te sientas mucho más cómoda. Piensa que es una mujer delante de la cual posiblemente orines, te desvistas o grites por el dolor de las contracciones, es importante por ello que haya un vínculo establecido de antemano. También puedes entrevistar a varias doulas para encontrar a aquella con quien sientas más afinidad.

Una vez que la hayas conocido y entablado el vínculo, puedes aprovechar estas semanas o meses de embarazo para hablar con ella acerca de los preparativos de la llegada de tu bebé, y recibir información valiosa referida a los primeros cuidados.