Embarazada y sexy » LetsFamily
embarazada y sexy

Embarazada y sexy

Lo estás viendo día a día, los cambios durante el embarazo se ven reflejados tanto en lo físico como en lo emocional, también estás notando cambios en cuanto a lo psicológico, pero especialmente en ese concepto que tenemos las mujeres de tener un cuerpo bello y esbelto, lo cual en el embarazo es totalmente diferente y lo estás evidenciando.

Te estarás preguntando…pero… ¿Es posible estar sexy cuando me siento con más peso, estrías, manchas, ojeras y con millones de cambios en mi cuerpo?¡Por supuesto que sí!. ¡Claro, es posible ser sexy estando embarazada!

Sentirás muchas veces sentimientos enfrentados en los que se mezclan la felicidad por una nueva vida en tu vientre y la preocupación por la deformación de tu figura y perder tu belleza en el embarazo. Frente a esta situación, debes estar tranquila.

Lo más importante es recordar que dicho sentimiento nada tiene que ver con ser una mala madre porque es resulta difícil lidiar con los cambios en tu vida y en tu cuerpo (aunque para algunas sea más fácil adecuarse). También es normal que encuentres con mayor facilidad la belleza en el embarazo de otras mujeres, más que en ti misma.

Todas las mujeres embarazadas son diferentes, por tal razón te debes concentrar en la inmensa felicidad de tener a tu hijo creciendo, lo hermosa que te ves, aceptar los comentarios positivos con gran orgullo y encontrar una rutina particular de belleza que te permita sentirte bien por dentro para reflejarlo por fuera. La imagen que actualmente las personas tienen de las mujeres embarazadas es cada vez más sexy y atractiva. Por ello, va en aumento el uso de ropa ceñida que permita exhibir el vientre.

 

¿Qué ropa llevar? Nada me queda bien!!

Estarás experimentando que nada te favorece, es aconsejable renovar un poco tu armario para afrontar esta etapa con algo de estilo y con tan sólo unas prendas básicas te bastará. Ten seguridad y confianza en ti misma. En cuanto a la ropa interior, no la descuides. Tendrás que cambiar de talla de sujetador (el pecho aumenta durante el embarazo) y buscar aquel con el que te sientas cómoda. Esto no quiere decir que tenga que ser el más “austero”. Por ejemplo, los hay en algodón (los más adecuados) y con coquetos detalles en forma de estampados de florecillas o lunares, con adornos o discretos lazos, que harán que te sientas guapa por dentro.

Por otra parte, tu barriga no es impedimento para que uses braguitas de talle bajo de lo más sexys (no tienes por qué utilizarlas siempre “extra grandes”, muy poco atractivas).
Si eres de las que no renuncia a los jeans con facilidad, opta por los de cintura muy baja, durante los primeros meses, algo te puede venir genial porque no resultarán molestos al quedar por debajo de la barriga. Los leggins, por su parte, son otra excelente opción, ultra cómodos y especialmente favorecedores. Combinados, en ambos casos, con un blusón, una sencilla camiseta o un top cubierto con un blazer o una sobre camisa, te darán un aspecto elegante y muy juvenil.

Si prefieres los vestidos, elige los que tengan un corte y un diseño favorecedor para ti. Por ejemplo, los cruzados de escote en pico realzarán tu busto marcando con delicadeza tu silueta. También son especialmente acertados los que dividen cuerpo y falda a la altura de la cadera con ayuda de algún adorno ingenioso (un fruncido, una banda de otro color…).

Utiliza la imaginación y busca que cosas te puedan sentar mejor, no dejes que la sensación de estar más gordita te nuble las ideas!! Tú estado de ánimo te puede fallar un poco por eso déjalo a un lado y piensa siempre en Positivo.

Artículo ofrecido por Ecox4D
http://www.ecox4d.com/