Embarazadas: cuidado de las uñas

Comentar: (0)

Compartir:

Existe un saber popular que asegura que no deberías utilizar esmalte de uñas durante el embarazo porque sus componentes químicos podrían dañar a tu bebé. Eso no es cierto. Puedes estar embarazada y sexy con una buena manicura y pedicura ocasional. Aquí te daremos algunas recomendaciones.

¿Qué les ocurre a las uñas durante el embarazo?

El aspecto de las uñas puede variar debido a las hormonas del embarazo, así como ocurre con el cabello. Mientras que algunas mujeres sostienen que las notan más débiles y que se les quiebran con facilidad, otras embarazadas disfrutan de unas uñas más fuertes que crecen rápido y no se rompen. De cualquier manera, sea cual sea el efecto que percibes, será transitorio: las uñas irán volviendo a la normalidad unos meses después del parto.

El tolueno, la acetona y otras malas palabras

Si bien persisten los temores en algunas futuras mamás, lo cierto es que los esmaltes de uñas que se fabrican en Europa no contienen productos perjudiciales como el tolueno. Aún si utilizas una marca extranjera y no estás segura si contiene algún químico peligroso, las cantidades que podrían llegarle a tu bebé son ínfimas. No está en absoluto comprobado que sea riesgoso pintarse las uñas durante el embarazo.

Por otro lado, el olor de productos como el quitaesmalte con acetona puede hacerte marear o tener náuseas, especialmente en el primer trimestre. Por eso se recomienda que los apliques al aire libre o en una habitación muy bien ventilada.

Cuidados en una manicura

Hacerte una manicura o una pedicura de forma ocasional no resulta peligroso en el embarazo. Eso sí, debes estar segura de que el salón donde la hagan cumple con todas las normas de higiene. Los utensilios deben ser esterilizados antes de cada uso para prevenir infecciones. Ten a bien solicitar que no te corten ni te empujen las cutículas, zona propensa a lastimarse. Y si los olores de los productos que se emplean en el salón te molestan, pregunta si no puede ir la esteticista a tu domicilio para atenderte en forma particular.

Cuidados diarios

Para proteger tus uñas, aún si no utilizas esmalte, procura utilizar guantes plásticos al lavar la vajilla o hacer la limpieza de tu hogar. También recuerda hidratar tus manos, uñas y cutículas con crema hidratante, ya que tu piel estará sensible  y tenderá a resecarse durante el embarazo. Si tus uñas están quebradizas, evita el uso de esmaltes y mantenlas cortas y bien limadas. Por el contrario, disfruta de lucir tus hermosas uñas fuertes si el embarazo ha tenido el efecto opuesto.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados