Embarazo de gemelos

Gravatar LetsFamily
letsfamily -
31/10/2023 - Tiempo de lectura 4 mins
embarazo de gemelos

Este artículo trata de:

Embarazo de gemelos
¿Cómo se forman?
Qué es el gemelo evanescente

Quizá porque no son tan habituales, un embarazo de gemelos suele ser un tema que nos llama la atención y del que nos gusta saber y conocer, en especial, todo lo que tiene que ver sobre cómo se forman los gemelos. Por supuesto, en este artículo abordaremos todo lo que tiene que ver con los gemelos y cómo se forman, pero además nos adentraremos en situaciones menos habituales que se pueden dar como es el caso del síndrome del gemelo evanescente.  

¿Cómo se forman los gemelos?

Los gemelos monocigóticos se forman por la división de un único óvulo fecundado. Las dos primeras semanas de la concepción se dividen en dos óvulos fecundados exactos. Comparten genes idénticos y por lo tanto, siempre el mismo sexo. Éstos representan sólo una cuarta parte de todos los gemelos.

La mayoría de los gemelos son dicigóticos, esto significa que los gemelos se forman de dos óvulos diferentes que han sido fecundados por dos espermatozoides. Los cigotos se desarrollan de forma independiente en sus propias placentas. A diferencia de los monocigóticos, únicamente comparten la mitad de los genes, lo que puede hacer que sean muy diferentes genéticamente.

Por su parte, los trillizos (cuatrillizos, etc.) se forman por la división de óvulos y/o por varios óvulos maduros diferentes que han sido fecundados. En algunos casos también se pueden formar combinación de trillizos o cuatrillizos monocigóticos o dicigóticos.

Te puede interesar: Gemelos o mellizos ¿qué difiere en su concepción?

Diferencias entre embarazo único y de gemelos

Cada embarazo, sea de uno o de varios niños, se va a desarrollar de forma distinta. Así, un embarazo de gemelos se convertirá en una experiencia única y puede desarrollarse de forma normal.

El embarazo de gemelos a menudo se desarrolla hasta la semana 25 igual que un embarazo de un sólo feto. Sin embargo, en el primer trimestre puede ser que, debido al cambio hormonal, el malestar matutino pueda ser más drástico. Esto se debe a que la placenta, que produce una gran cantidad de hormonas sexuales, es más grande o incluso existen dos. Si el problema no mejora, habla con tu médico o con tu matrona.

Por otro lado, mientras que un niño tiene hasta el sexto mes suficiente espacio para moverse de forma libre, los gemelos empiezan a notar la falta de espacio mucho antes. Las futuras madres de gemelos a menudo notan los movimientos de sus hijos antes que otras mujeres que sólo esperan un niño, la mayoría de las veces a partir del cuarto mes de embarazo.

Pero los gemelos no sólo tienen que compartir el espacio, sino también la alimentación. En algunos casos esta situación puede llevar a complicaciones: sobre todo, si los niños reciben alimentos a través de la misma placenta, existe el peligro de que uno viva a expensas del otro, si un feto le puede “quitar” al otro la sangre, siendo para ambos fetos una situación peligrosa (síndrome de transfusión feto-fetal). Este tipo de embarazos tienen que ser controlados de forma muy estricta.

como se forman los gemelos

¿Qué es el síndrome del gemelo evanescente?

Cómo decíamos al comienzo, existen situaciones excepcionales que tienen que ver con el embarazo de gemelos, uno de esos casos es el síndrome del gemelo evanescente.

¿Por qué ocurre este fenómeno?

Se ignoran las causas por las que sucede el síndrome del gemelo evanescente, en el cual uno de los dos embriones continúa su crecimiento mientras que el otro no. Tal como ocurre en la gran mayoría de los abortos naturales del primer trimestre, probablemente se trate de un mecanismo biológico que tiende a privilegiar la vida del bebé más fuerte, con más probabilidades de sobrevivir, y que naturalmente interrumpe el desarrollo de un embrión inviable.

¿Qué pasa con el embrión que no prospera?

Los tejidos del embrión que deja de crecer son reabsorbidos por el cuerpo de la madre, a través de la placenta, o incluso por su gemelo. Si esto ocurre en el primer trimestre no plantea ninguna complicación. En todo caso puede haber una pequeña pérdida. En realidad, hasta hace algunas décadas muchísimos de estos casos pasaban por completo desapercibidos, ya que cuando la primera ecografía no se realiza hasta la semana 12, ya no suelen quedar rastros visibles del gemelo desaparecido.

¿Y qué ocurre con el bebé que sigue creciendo?

Por lo general, en los casos de gemelo evanescente, el otro gemelo crecerá sin ningún problema y completará su desarrollo como un bebé producto de un embarazo único. No suele quedar el menor registro o secuela de que alguna vez hubo un gemelo en el útero, a no ser que haya salido registrado en una ecografía muy temprana.

Cuándo hace falta atención médica

Si el síndrome del gemelo evanescente se produce en el segundo o el tercer trimestre sí se requiere mayor control y vigilancia del embarazo, ya que estamos hablando de completar la gestación llevando un bebé vivo en el útero, junto con uno que no pudo seguir viviendo, pero que igual ocupa espacio y puede traer secuelas en el embarazo o en el parto. A menudo se programa una cesárea para el nacimiento del bebé, y hay mayores riesgos de infecciones y de parto prematuro. También la mujer que sabe que ha tenido un gemelo evanescente debe estar atenta y acudir al médico en caso de pérdidas, calambres o dolor en la pelvis. Afortunadamente estos casos son mucho menos frecuentes.

Te puede interesar: ¿Qué son los gemelos en espejo?

Gana una canastilla con productos imprescindibles para tu bebé. Sorteamos 30 cada mes.

¡CONSIGUE LA TUYA!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos