Embarazo por ovodonación: ¿qué cuidados especiales se necesitan? » LetsFamily
embarazada ovodonación

Embarazo por ovodonación: ¿qué cuidados especiales se necesitan?

Para preparar el útero para el momento de la implantación de los embriones, la mujer receptora debe someterse a un tratamiento que incluye parches, comprimidos y, en ocasiones, también tabletas vaginales. Después de varios días se realiza una ecografía para comprobar el estado de la matriz. El objetivo de todo esto es aumentar al máximo las probabilidades de que los embriones se aniden en el útero y se concrete el anhelado embarazo.

El embarazo por ovodonación conlleva más riesgos

En principio, como ocurre con los embarazos obtenidos por cualquier fertilización in vitro, también con la ovodonación se necesita seguir de cerca a la futura mamá, ya que estos embarazos presentan mayor riesgo de complicaciones. Entre estas cabe mencionar la preeclampsia, la hipertensión arterial y el parto prematuro.

Un estudio reciente indica que incluso estos riesgos son un poco más elevados en los embarazos obtenidos por donación de óvulos que en aquellos en los que la fecundación in vitro se realiza con óvulos de la propia madre. Razón para controlarse con frecuencia y hacer caso a todas las indicaciones de reposo o de medicación que surjan en la consulta médica.

¿Puedo tener un embarazo múltiple?

Efectivamente, esa posibilidad existe. Como en el momento de la fecundación in vitro no se suele obtener uno, sino más embriones, siempre cabe la posibilidad de que prenda más de uno de ellos y el embarazo sea de mellizos. Esto acarrea las complicaciones habituales de los embarazos múltiples, que suelen requerir de reposo, tienen un índice muy elevado de parto prematuro y de nacimientos por cesárea, etc.

¿Qué riesgos existen para el bebé?

He aquí una buena noticia: como los óvulos donados provienen de mujeres jóvenes y saludables, las posibilidades de que el bebé nazca con anomalías o que el embarazo se pierda por defectos genéticos es muy baja. Si bien la tasa de abortos espontáneos en mujeres de 43 años o más ronda el 60%, cuando el embarazo es producto de la ovodonación las tasas descienden al 8 o 10%, como en los embarazos de madres mucho más jóvenes.

Si bien hemos visto que no está exenta de riesgos, la ovodonación es una alternativa ventajosa para que muchas mujeres puedan cumplir con su sueño de convertirse en madres, aún en edad avanzada.